Acuario Cerdo

El Acuario Cerdo posee una temeridad rayana en la estupidez

El Cerdo, naturalmente pastoral y rústico, acaso imite la franqueza abierta de Acuario. O quizá sea Acuario el que absorba demasiado de la franqueza del Cerdo y se torne demasiado directo. Pero sea cual fuere el mecanismo, este sujeto es áspero e intrépido.
Más que cualquier otro Acuario, éste será propenso a gigantescas crisis de ira e indignación. Por lo general el Acuario es de naturaleza tolerante y desapegada; prefiere dejar que las cosas se enfríen antes de reaccionar. Pero al estar unido al belicoso Cerdo, se torna francamente beligerante. El Cerdo le brinda toda su impulsividad y su fuerza para definir sus ambiciones. El Acuario Cerdo es un individuo resuelto que quiere llegar en la vida. Acuario no conoce límites.
Este nativo es una fuerza de la naturaleza, dinámico y lúcido, a la vez caballeresco y colérico, cuya visión no logra ser deformada por el sentido exagerado de su propia importancia.
Pese a su disposición egocéntrica, el Acuario nacido en un año del Cerdo tiene muchos amigos. A la gente le gusta reírse de sus bromas y cree participar en sus chistes. Dueño de gran encanto y fuerza comunicativa, el Acuario Cerdo sabe retener la atención de su público. Como es una persona a la vez dominante y amable, puede esperar llegar lejos en la vida.
Tiene todo lo necesario para ganar. Pero si no consigue triunfar… ¡Dios nos guarde! El Acuario Cerdo es un pésimo perdedor.
El ego gigantesco de este nativo le brinda un toque de divismo. Hasta en el porte y la manera de andar trata de ser majestuoso. Posee una grandeza especial, con un toque populista.
El problema cuando este nativo dirige o gobierna —aunque adora la gloria y los aplausos, se deleita con las adulaciones y se embriaga con el éxito— es que no puede contener su necesidad de sermonear a las masas. Y la gente se cansa enseguida de escuchar sus sermones, lo cual la lleva a pedir a gritos un nuevo rey.
Lo que salva a este sujeto de los excesos del Cerdo es la serenidad propia de Acuario. Es autoritario pero amable y alegre (cuando no está colérico). Necesita que lo dirijan y le den consejos sabios. Los Acuario Cerdos son un poco inconstantes por naturaleza y deben ser ayudados desde afuera para no apartarse de la buena senda.
Ante todo, los Acuario Cerdos poseen un carisma agresivo. Saben atraer y seducir a las multitudes. Son arriesgados, pero sólo para obtener algún lucro. Siempre son más ricos que lo que parecen. Son fascinantes y capaces de lanzar modas y tendencias de importancia universal.

Sigue leyendo >>>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *