Acuario Perro

Este Acuario es un Perro San Bernardo

Ayuda, tiende la mano a los afligidos y reconforta a los desdichados. Pero con todo su amor aparentemente desinteresado y todas sus actividades filantrópicas, se cuida de no olvidarse de sí mismo. Puede ser autoritario y ávido de poder, y no le molesta ocultar sus ambiciones bajo el velo de la caridad. Acaso gane un millón de dólares por año, pero como se halla al servicio de una buena causa, no ve razones para no vivir en un lujo impresionante.
Curiosa mezcla la del lúcido Acuario con el irascible Perro.
Su lengua es siempre más acerada que blando su corazón. Su deseo de éxito personal es muy fuerte. La respetabilidad del Perro se ve comprometida por el deseo de Acuario de poner su individualismo ante cualquier otra cosa. Este nativo podrá ser bueno, servicial y capaz de correr riesgos por un amigo. Pero sus ojos están puestos en lo concreto, no en lo ideal. El espíritu misionero de este sujeto no viene revestido con capas de sentimientos humanitarios.
Este nativo procura la compañía de aquellos que necesitan ayuda. Parte en busca de embrollos emocionales que pongan a prueba su coraje y su voluntad. Le encanta dar consejos y expresar sus opiniones. Se lanza a procurarlo que desea y no vacila en aprovechar las ventajas cuando se le presentan. Puede llegar a ser impetuoso y cruel.
El Perro es propenso al cinismo. Es crítico y pendenciero. De un moralismo lindante con la suficiencia. Pero es un ser inquieto. La angustia es su segunda naturaleza, y entonces aparece Acuario. Quiere ayudar al Perro, darle una oportunidad, enseñarle a mantenerse sereno y no hundir la cabeza en la ansiedad. El Perro trata de seguir sus consejos, pero no tarda mucho en volver a sumergirse en la inquietud y la agitación.
El Acuario Perro combate la neurosis mediante la productividad. Es trabajador como un buey, enérgico, un ser que se halla constantemente en movimiento. Es esencialmente inestable y le encanta deshacer nudos impenetrables en los que él mismo se ha metido. Acaso sea demasiado franco y carezca de tacto. Es un arribista preocupado por la aprobación de los demás. Aunque suele quejarse de las injusticias de la vida, él es el primero en aprovecharse de la situación. Poseerá un humor ácido y satírico.

Sigue leyendo >>>

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *