Aries Dragón (I)

Aries Dragón y el Amor

Enamorado del amor, el Aries Dragón nunca se pierde una oportunidad de seducir o ser seducido. ¿Fidelidad? Nunca oyó hablar de ella. Pero eso no importa demasiado. Los momentos íntimos que se pasan con un Aries Dragón serán de tal intensidad … Bueno, ¿a quién le importa qué hagan el resto de la semana?

Desde luego que el Aries Dragón es sentimental en extremo. Si usted ama a un Aries Dragón y siente que él o ella se aparta con demasiada frecuencia de la senda correcta, siempre podrá atraerlo mediante las lágrimas. Párese ante la mesa del comedor, aferre el borde con las manos, baje la cabeza y comience a sollozar. Sí. Lloriquee, haga pucheros y sacuda los hombros. Quizás su Aries Dragón esté a punto de irse cuando de pronto oiga esc sonido desgarrador. «¡Mi amor está llorando!» El Dragón volverá corriendo a su lado y la tomará en sus brazos «¿Qué puedo hacer?».

Quédese en su casa de vez en cuando, Aries Dragón. Quédese en su casa y aprenda a gustar del hogar. Juegue con sus cosas. Cuide el jardín. Disfrute de los pequeños placeres de la vida cotidiana. Si desea formar una pareja unida, recuerde que al menos la mitad de esa unión depende de usted.

Compatibilidades de los Aries Dragón

Se divertirá mucho con los Géminis Rata y Mono. Los Acuarios Mono, los Sagitarios Rata y los Leo Rata y Mono lo harán estremecer. Pero no se mezcle con los Cáncer Perro y Buey, los Capricornio Buey y los Libra Perro; usted es demasiado presumido para ellos y no harán más que provocarlo.

Aries Dragón: el hogar y la familia

Los Aries Dragón se sienten tan atraídos por el mundo exterior que su necesidad de brillar y realizar milagros para ser admirados puede apartarlos de la familia. No quiero decir que los Aries Dragón no sean buenos padres o hermanos. Pero no son de la clase de personas que se conforman sólo con la admiración de los miembros de la familia. Eso es demasiado fácil. El Aries Dragón necesita del aplauso universal. Y sabe cómo conseguirlo.
No encontrará muchos Aries Dragón empujando un carrito lleno de compras en el supermercado. No encontrará multitudes de Aries Dragón en la lavandería. A estos nativos les gusta la familia. Pero no les interesan mucho las tareas de cuidado y manutención.

Los Aries Dragón tienen tendencia a aplicar reglas rígidas para la educación de sus hijos. No me contestes. No apoyes los codos en la mesa. No quiero verte esas sonrisitas. Son frases típicas de los Aries Dragón. Como la apariencia es de suma importancia para estos individuos, desean que también sus hijos brinden un buen espectáculo.

Los niños Aries Dragón serán turbulentos, ruidosos y exigentes. Pero son muy afectuosos y tiernamente dulces, y es imposible enojarse con ellos. Por lo general los niños Aries Dragón son precoces tanto en lo intelectual como en lo social. Son líderes, pero no siempre logran ser los más populares de la clase.

Aries Dragón y la profesión

El Aries Dragón es sinónimo de ambición. Cumplir con sus aspiraciones es la parte más importante del plan de vida de este individuo. Antes que nada, el Aries Dragón se dedicará a pasar con éxito por las escuelas más difíciles, graduarse con todos los honores y emplear sabiamente su diploma para conseguir trabajos que juzgue dignos de su brillantez.

En la juventud, el Aries Dragón acomete con frecuencia alguna empresa difícil y agotadora como comprar una mina abandonada para tratar de hacerla producir otra vez, o pedir prestada una gran suma de dinero para adquirir un edificio en ruinas para restaurarlo y revenderlo. O quizá se proponga fabricar algún producto extravagante que no podrá venderle a nadie. El Aries Dragón vive para desafíos de este tipo. Y si los desafíos no se presentan solos, los Aries Dragón irán a buscarlos.

Este sujeto tiene el éxito garantizado, siempre que logre mantener a distancia el orgullo y la disipación. Los Aries Dragón tienden a creer excesivamente en sí mismos. Si se dejan llevar por los negocios dudosos o a la corrupción, deberán hacerlo posible para volver a la buena senda, regresar a la oficina y dedicarse a trabajar con ahínco. Para este tipo de Dragón, la honestidad es en realidad la mejor —y única— verdadera garantía de seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *