Aries Gato

La virtud del Gato armoniza con el vigoroso coraje de Aries

La especialidad del Aries Gato es el interés. No sólo le interesa todo lo que sea sólido, tradicional y valioso, sino que disfruta de la capacidad de apreciar esos elementos. Esta persona es una generadora de refinamiento, un acumulador de sabiduría, una fuente de energía metafísica y un preservador de las cosas más bellas de la vida.

El Aries Gato es la quintaesencia del Gato. Este individuo vive cada día en una intensa búsqueda de la paz y la belleza. Aries le proporciona empuje. El Gato le confiere prudencia, gusto e independencia.

No encontrará a ningún Aries Gato administrando el supermercado del barrio ni sacudiendo alfombras con un pañuelo en la cabeza. Si busca a uno de estos seres, será mejor que vaya a buscarlo a un musco de arte. Recuerde que la inclinación hacia lo cultural propia de los Aries Gatos nunca es apenas un pasatiempo. El refinamiento, la belleza y la búsqueda de lo civilizado son las verdaderas metas de estos individuos.

Desde luego que el dinero no les resulta indiferente. Pero estas personas exigen que la riqueza provenga de recursos sólidos, clásicos. Los Aries Gatos no son tramposos que anhelan el «golpe» que los llene de dólares y les permita viajar a algún lugar exótico para bailar un ritmo tropical con un grupo de señoritas de ojos ardientes. El Aries Gato es un modelo de perseverancia. No avanza pausada y pesadamente como un Buey o un Tauro.

El Aries Gato marcha suave pero diligentemente sobre sus patas de terciopelo. Erizando el lomo en ocasiones, cuando se aproxima el peligro. Pero este Gato no muestra los dientes ni hace demostraciones de pelea. No es de raza pendenciera. Vigoroso, pero nunca rudo ni agresivo, el Aries Gato es la moderación personificada.

La unión de las cualidades del Gato con la intrepidez innata del Carnero proporciona a éste cierta exquisitez que no se encuentra en todos los Aries. Como sabemos, Aries puede ser bastante tosco, torpe o inclusive ostentoso. El Gato le brinda fineza, amabilidad y prudencia. ¿Qué más podría pedir un jactancioso y joven guerrero?

No es que a Aries le haga mucha falta, pero en lo que hace a virtud, al Gato la naturaleza le ha dado la parte del león. A los Gatos les encanta pensar que son confiables y justos en todo lo que es humano. Para el Aries, que también pertenece al tipo serio, respetable y buen ciudadano, aunque mucho más ruidoso, es fácil adaptarse a la personalidad del Gato. El signo del Gato no posee ningún rasgo de carácter fundamentalmente opuesto a los de Aires.

Para este individuo, el confort es extremadamente importante. Los Aries Gatos se rodean de plantas y almohadones, divanes, almohadas, elaborados sistemas de calefacción y baños suntuosos. El equipo de estéreo de la casa del Aries Gato es siempre de lo mejor que hay en plaza. Puede que no haya otros lujos en su hogar (no afirmo en absoluto que el Aries Gato no es más que un materialista), pero siempre habrá sillones cómodos y profiindos donde uno pueda sentarse a escuchar la música más exquisita elegida por nuestro amigo Aries Gato en persona.

La comida no es de crucial importancia para este Gato. A los Aries Gatos les gusta la buena cocina, pero si hay sólo huevos y papas, o queso, se conforman sin problemas.

Por lo general, en lugar de pasar horas en la cocina o en el mercado, el Aries Gato prefiere comer en casa de otros. El tiempo que desperdicia preparando una comida, el Aries Gato podría aprovecharlo yendo a una nueva exposición de pintura, conversando con un erudito fascinante, comprando un mueble antiguo exclusivo o escuchando un concierto. Primero, el Aries Gato absorbe una situación mediante sus ojos y sus oídos ultrasensibles. Sólo después de «olfatear el terreno» se siente listo para embarcarse en cualquier proyecto.

Los Aries Gatos son personas capaces. Pueden realizar toda clase de trabajos. Pero este no es lo que yo llamaría un signo «creativo». Más que nada, estas personas extraen de la vida la belleza y las ideas, las perfeccionan en el confort de su hogar y las refinan para su propio uso. El Aries Gato es un coleccionista de todo cuanto sea hermoso y agradable, un diletante natural.

Sigue leyendo >>>

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *