Aries Perro

El Aries Perro sabe contrarestar el infortunio

Tome una persona apacible, trabajadora, ambiciosa y creyente, agréguele una taza de gentileza, un kilo y medio de inquietud y toneladas de falta de tacto, y obtendrá un Aries Perro. Tanto el Aries como el Perro evocan un espíritu de ingenuidad. El Aries es un explorador, un precursor, y muy crédulo. El Perro, por su lado, es nervioso y escéptico. Pero, como Aries, cree en la bondad básica de la humanidad. Y cuando al fin toma la decisión de comprometerse con algo, lo hace de modo irreductible.
Cuando se combinan estos dos signos lo que se obtiene es una fe dinámica. El talento y la capacidad aliados a un sentido del realismo muy desarrollado. Aries desea creer en la bondad y en la verdad, pero el escéptico Perro no se lo permitirá. El Perro quiere luchar contra molinos de viento, pero Aries, más práctico, se lo impide. ¿Y qué sucede entonces? El Aries Perro trota en medio del camino, aplicando su genio y adaptándolo a lo que se le presente en la vida.
En todos los individuos Perro existe una inquietud natural. Es probable que el Aries Perro oculte esta inquietud mejor que los otros Perros. Aries es un signo efervescente. Cada vez que el Perro comienza a sentirse paranoico y a preocuparse porque todas las personas tratan de quitarle su trabajo, su esposa o su piel, aparece el burbujeante Aries y le dice: «¡Vamos, pichicho! Es la hora de almorzar. Comámonos un rico sándwich». La acción es la salvación de este Perro. No imaginamos a ningún Aries Perro languideciendo entre sábanas de satén, comiendo bombones y leyendo novelas baratas.
El Aries Perro parece preocuparse poco por su comodidad, pero a veces necesita llamar la atención con respecto a lo mal que lo trataron en determinada situación. El Aries Perro puede ser una de esas personas que se quejan porque los demás tienen más que él y a él no le ha ido tan bien en la vida. No le molesta correr con desventaja, pero al menos hay que permitirle que lo haga notar.
A causa de esta tendencia a compadecerse a sí mismos, con frecuencia los Aries Perros saben cómo enfrentar la adversidad. A veces casi dan la impresión de salir a buscar los obstáculos y los problemas. Los Aries Perros no son muy amantes de la paz. Les gusta librar una batalla de vez en cuando y meterse en situaciones en las que se vean forzados a enfrentar la agresividad de los demás. Y poco falta para que ellos mismos adopten la misma agresividad contra la que luchan. Al Aries Perro le gusta encontrar en los otros la bondad que él lleva dentro de sí. Esta persona busca lo mejor en todas las personas y situaciones. Es casi quijotesco … demasiado bondadoso. Lo más curioso es que, al procurar lo mejoren los otros, muchas veces el Aries Perro logra encontrarlo.
En este nativo hay una veta moralista sin la cual, lo pasaríamos muy bien. A estas personas les gusta decir a los otros lo que ellos piensan que es «correcto». A veces, Aries Perro, los demás no quieren escuchar qué está bien y qué está mal; hay gente que se siente atraída por el mal del mismo modo que usted se siente atraído por el bien. Así que no se meta con los truhanes o los gángsters, que se aprovecharán de su bondad y lo arruinarán antes de que usted pueda darse cuenta.

Sigue leyendo >>>

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *