Cáncer Buey (I)

Cáncer Buey y el Amor

El amor de un Cáncer Buey es su dominio privado. Vive para su amor y con frecuencia pasa toda la vida con un misma persona. Este nativo está dolado para el amor así como para el éxito. Las relaciones y los matrimonios duraderos y serios exigen paciencia, coraje y mucho compromiso. El Cáncer Buey, aunque obstinado, sabe transigir sorprendentemente bien en materia de sentimientos. Su amor por los otros constituye la recompensa del Cáncer Buey al trabajo intenso que se impone. Sabe mantenerse en pie en medio de las tempestades más violentas.
Sin embargo, no espere de este sujeto ramos de rosas todos los días ni champagne en todas las comidas. El Cáncer Buey es, ante lodo, un individuo razonable que desea triunfar en el mundo real.
Sí, él quiere ser el primero en su vida. Pero no subestime su poder de concentración en las metas puramente objetivas en detrimento, o al menos en perjuicio temporario, de la pasión. Las emociones no le interesan más que en la medida en que no obstaculicen su avance.

Compatibilidades de los Cáncer Buey

La fuerza y la emotividad son sus características, y las buscará también en su pareja. ¿Porqué no intentar con un Tauro Gallo o un Virgo o Piscis de la misma familia? ¿O por qué no relacionarse con un Virgo, Escorpio o Piscis Rata, fácilmente compatibles con usted? Los Escorpio y los Piscis Serpientes le harán latir el corazón. Nada de Aries Cabra o Libra Cabra para usted, hijo de la Luna. Los Libra Tigres también quedan fuera de cuestión, así como los Capricornio Tigres y Dragón.

Cáncer Buey: el hogar y la familia

El ambiente en que viva este nativo promete ser acogedor hasta para el peregrino más miserable. El hogar del Cáncer Buey es agradable. En él reina una atmósfera a la vez sólida y cómoda. Sillones mullidos, mesas tradicionales, sofás confortables junto a un fuego de troncos que prestan su armonía al entorno del Cáncer Buey.
Este sujeto amará a los niños, a todos los niños. Es probable que hasta recoja niños perdidos y adopte huérfanos. No nos olvidemos que es una persona que adora proteger. Para él, los niños deben ser felices pero respetuosos, gozar del confort, pero trabajar para procurarlo. El Cáncer Buey no regala el dinero, que gana con tanto trabajo, simplemente para obtener una sonrisa o un comentario lisonjero. Y esto es igualmente cierto con respecto a su familia. “Los quiero, pero no puedo darles la Luna”.
Quizás el niño de este signo sea de reacciones lentas y menos activo que otros. Al pequeño Cáncer Buey no le gusta hacer de payaso, a menos que conozca muy bien su papel con anticipación. Le gusta hacer bien lo que hace. Y por eso afina sus proyectos antes de revelárselos a los demás.

Cáncer Buey y la profesión

No hay que buscar demasiado para descubrir los talentos de un Cáncer Buey. Cuando llegan a la edad adulta, estos nativos ya tienen una idea bastante clara de lo que quieren hacer. Son innegablemente más artistas que financistas o científicos. Se trata de una combinación de dos signos de agua, ambos resistentes y perseverantes.
¿Y cuáles son las debilidades? Bueno, la fuerza de estos nativos puede tornarse también en su peor enemigo. En determinado momento, a causa de su rechazo a la frivolidad, se privarán de alegrías y diversiones de las cuales disfrutan las personas “normales”. Y si, por azar se dejan embarcar en un proyecto inconsecuente, sufrirán mucho más que la gente menos seria. Si usted busca el servilismo y la sumisión, no emplee a un Cáncer Buey. Pero si busca la perfección, el profesionalismo a la enésima potencia… no será decepcionado.

Volver a Signo Cáncer

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *