Cáncer Buey

No es una coincidencia que haya tantos artistas famosos nacidos bajo el signo doble de Cáncer y Buey

Nos hallamos en presencia de la determinación encarnada. La sensibilidad profunda de Cáncer, aliada a la resolución inquebrantable del Buey, da a este nativo un poder emocional sin par en todo el Nuevo Zodíaco. Es un ser que brinda siempre lo máximo.
El Buey otorga a este nativo una formidable fuerza de innovación. Cáncer le otorga creatividad y agrega una buena dosis de sensibilidad. Ambos se lanzan a la realización de sus proyectos con una obstinación inconmovible. Para un Cáncer Buey, una tarea es una regla, una misión, una religión. Hay que realizarla, y hay una sola manera de hacerla, sin evasiones, sin vueltas.
Los Bueyes nacidos bajo el signo de Cáncer detestan el fracaso. Y tampoco les gusta que les digan lo que deben hacer, ni cómo. Ellos son su propia ley. Y lo reconocen. Sí. Les gusta mandar, y son muy posesivos. Si a usted le gusta, bien, y si no… La grandeza de los logros del Cáncer Buey es comparable a la de sus sentimientos por los seres que ama y que le han demostrado su lealtad. Con ellos compartirá todo generosamente.
Pero pobres de los enemigos de este nativo. En la mente de este sujeto no hay lugar para la duda. Si alguien trata de deslizarse bajo su armadura de seguridad, este nativo lo eliminará sin piedad. El Cáncer Buey es vengativo y no perdona nunca.
Cuando usted conozca a uno de estos personajes, comprenderá naturalmente que se trata de alguien extraordinario. El Cáncer Buey emana un aura dorada de superioridad. Sabe estar solo. Sabe
tomarse su tiempo. Sabe estudiar con ahínco. Posee el buen tino de descansar antes de un acontecimiento importante. Es dueño de una perfección exasperante y es por ello (y no sólo a causa de su talento) que triunfa en todo lo que hace.
Y el cerebro del Cáncer Buey tampoco es para desdeñar. Estos sujetos son brillantes. No se les escapa nada y nunca pierden el norte. Pero los Cáncer Bueyes no son intelectuales; ambos signos tienen mucha agua como para estar estrictamente orientados hacia la materia gris. No. El Buey nacido bajo el signo de Cáncer es un ser instintivo que obtiene resultados mediante el coraje y la resistencia. Sabe desde el principio que el camino más corto entre dos puntos es la línea recta. Y así llega. Sencillo, ¿verdad?
A primera vista, este sujeto da la impresión de ser jovial. Parece atravesar la vida sin cesar de reír, como si nada pudiera ocurrirle de manera inconveniente. No se engañe. El Cáncer Buey es mucho menos expansivo de lo que parece en un primer momento. En realidad, le disgusta toda forma de promiscuidad. Estos nativos detestan las multitudes y sólo las toleran si se han reunido en su honor. Les gusta estar solos y adoran que los dejen tranquilos.

Sigue leyendo >>>

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *