Cáncer Rata

Porque ha nacido Rata, el Cáncer Rata vive de su ingenio.

Pero como también es hijo de la Luna y, en consecuencia, tiene proclividad a ahogarse en sus emociones, este sujeto oscila entre las influencias interiores y exteriores, entre un comportamiento introvertido y extravertido. El Cáncer Rata es bastante solitario.
Le gusta encerrarse en su torre privada, donde estudia la vida exterior y escribe sobre la vida interior. Pero en el momento en que uno iba a creer que el Cáncer Rata se ha retirado para siempre de la sociedad, ya que no se aventura afuera más que para encontrarse con un viejo amigo, uno recibe su invitación para asistir a una enorme fiesta pantagruélica con grandes cantidades de comida y diversión. ¿Y quién es el anfitrión, sino el Cáncer Rata?
Sea escritor o carpintero músico o enfermero, este sujeto vivirá siempre en la seguridad material. Objetos de arte y muebles antiguos lo rodean, así como también todo tipo de publicaciones: libros, ediciones originales, revistas de jazz, cualquier tema que le interese. El Cáncer Rata adora la letra impresa.
Este nativo se vestirá con una elegancia singular. Le gusta estar por encima de las masas «a la moda», manifestar su individualidad mediante su modo de vestir. Hasta su peinado proclamará: «¡Mírenme! ¡Vean qué diferente soy!». Los Cáncer Rata aman la sociedad pero huyen de la banalidad. Rechazan la mediocridad en todo: en la elección de un amigo o un amante, de una casa o un coche, de un viaje o un balneario. No corren detrás de lo «mejor» según la voxpopuli ni se dejan llevar por las ideas ajenas de lo que es «superior». Ellos buscan, ante todo, una formade excelencia que les
sea propia, y cuando la encuentran adhieren a ella con fervor.
El encanto forma parte de las muchas virtudes del Cáncer Rata. No quiero decir con esto que los Cáncer Ratas se metan en todas partes tratando de seducir a los demás sólo por el placer de hacerlo, sino que son agresivamente seductores de tanto en tanto. Aun así, el encanto de estos nativos puede ser sutil, y hasta desconcertante a veces. Jamás se sabe exactamente si van a sonreír o morder.
Como todas las Ratas, el Cáncer Rata es locuaz. Pero, al contrario de la Rata, Leo o Aries, por ejemplo, a esta Rata solamente le gustará hablar de sus sentimientos. «¿Crees que él realmente me ama? ¿Piensas que yo lo comprendo verdaderamente bien? Me siento tan triste, alegre, miserable, apenado, extático, feliz, aburrido, etcétera». Si usted se siente atraído por uno de estos sujetos y quiere tenerlo de amigo, afine al máximo su capacidad de escuchar.
Los Cáncer nacidos en los años de la Rata poseen una creatividad abundante. La emoción profunda del Cáncer, aliada al donde la Rata para conseguir informaciones, otorga a este nativo un talento innato de escritor. Además, como el Cáncer Rata sufre de una excesiva necesidad de explicar sus sentimientos y comunicar sus emociones y sus ideas, la escritura constituirá para él la terapia perfecta. El Cáncer Rata es una persona reservada, encerrada en el cuerpo de una personalidad pública.
El Cáncer Rata es amante de la justicia y adora hacer «lo que corresponde» por los demás, lo cual lo conducirá a destinar mucha energía a diversos litigios. No es que estos nativos sean presa de iras repentinas y clamen venganza, sino que opinan que en la vida todo debe ser moderado, constante y legal, y por ello serán los primeros en presentarse a la lucha cuando haya que ayudar a un amigo a poner en regla sus problemas jurídicos o extraer la verdad de un legajo difícil.

Sigue leyendo >>>

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *