Cáncer Tigre

Los Tigres son esencialmente combativos. Los Cáncer son sensibles, tristes y melancólicos

“¡Ruge!”, dice el Tigre que habita el interior del huraño Cáncer. O: “¡Quiero mi independencia”, “¡Ríete un poco!, “¡Necesito algún conflicto!”
Cáncer y Tigre forman un dúo extraño, casi cómico, al que no faltan, por supuesto, sentimientos sinceros a la deriva. El más grande de los peligros que amenazan a este sujeto es perder la confianza en sí mismo y dejarse llevar por una existencia disoluta y sin gobierno. Los Tigres son seres inquietos que necesitan aprender la moderación, esencial para su supervivencia. Estos nativos viven en peligro constante de verse anulados … lo cual es consecuencia de su carácter de excesos. Los Tigres necesitan buenos consejos, sabiduría y sentido común. En conjunto, el Cáncer es razonable, pero también puede ahogarse en su propia sensibilidad. Combinación traicionera.
Desde luego que todos podemos engañarnos a nosotros mismos. Tarde o temprano podemos dejarnos embaucar por nuestros sentimientos. Pero el Cáncer Tigre tiene una gran tendencia a ilusionarse falsamente. El Tigre casi nunca mira antes de dar un salto, salvo que tenga un buen ayudante que le grite: “¡Atención, jefe! ¡Despacio, señor! ¡Mañana va a opinar de otra manera!”. Y Cáncer, lunático, malhumorado o hiperemotivo, no es del tipo de semejante ayudante…
De modo que el mejor consejo que se le puede brindar a este nativo es una palabra: ¡Atención! Avance paso a paso. Organícese y aténgase a sus rutinas. Estructure su vida, o haga que se la estructure otro. Esta disciplina no le gustará pero le permitirá avanzar. Y eso sí que le gustará.
Excentricidad es una palabra que parece inventada para el Cáncer Tigre. Estos sujetos son capaces de vivir en la mayor bohemia. Pero sería un error. Cánceres un signo demasiado burgués para seguir la vida alocada del obstinado Tigre. Más valdrá que el Tigre siga a Cáncer, que lo llevará a un hogar tradicional.
A todo el mundo le gustará tratar a este sujeto. Por lo general es alegre (salvo si cede a la melancolía de Cáncer) y divertido. Es un romántico, lleno de sueños de ideales que transformarían al mundo, tornándolo un lugar más amable y honesto. Este nativo es del tipo sentimental que aspira a la paz interior y no la encuentra prácticamente nunca.
¿Porqué? El Cáncer Tigre es una persona muy creativa, atraída por las ideas nuevas, los lugares, la gente, las empresas exóticas. Pero justo en el momento en que parecía bien instalado, ¡bum! Ahí sale otra vez en busca de nuevas y aterradoras aventuras. Se comprenderá que el Cáncer Tigre no sólo ama todo aquello fuera de lo común, sino también que su búsqueda no pase inadvertida. Al Cáncer Tigre le gusta pavonearse y le encanta que alaben sus logros. En verdad, será mediante alabanzas que se conseguirá extraer lo mejor de él, y habrá que prodigarlas en abundancia, pues le servirán para emprender nuevas conquistas.
Un Cáncer Tigre necesita mucho espacio para vagar. Los lugares pequeños le ponen los pelos de punta. Necesita su libertad de acción y, pese a que le gusta el hogar, precisa cambios. Aunque éstos consistan únicamente en modificar todos los días la ubicación de los muebles, disfruta del estímulo de un nuevo ambiente.

Sigue leyendo >>>

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *