Capricornio Serpiente

El Capricornio Serpiente se caracteriza por la arrogancia y el aplomo

Capricornio pone en práctica lo que predica, realiza sus ideas y no teme a su propia ambición. Las Serpientes intuyen los acontecimientos, olfatean las soluciones y pasan buena parte de su vida escurriéndose dentro y fuera de las crisis que surgen camino al Banco, a la joyería, al aeropuerto, al despacho del abogado o la cárcel. A menudo, las Serpientes poseen más olfato que cerebro. Pero teniendo de pareja a Capricornio, ¿quién necesita cerebro?
El Capricornio nacido en un año de la Serpiente constituye una clase aparte. No sólo se considera superior a todo el mundo, sino también más hermoso que nadie. Estos nativos tienen prestancia, distinción y un porte majestuoso. Sólo la ropa que usan ha costado la mitad del presupuesto anual de Mónaco… sin hablar de sus autos y sus casas, sus barcos y sus cortes de pelo.
Los Capricornio Serpiente aman hasta la extravagancia a todos aquellos que son menos afortunados que ellos (es decir, todo el mundo), y recogen desamparados, adoptan huérfanos, ofrecen trabajo a los perezosos, etcétera. Hay gente que cree que estos nativos se rodean de desvalidos para sentirse aún más superiores. Yo no concuerdo con esta teoría. Los Capricornio Serpientes quieren profundamente a los demás. A menudo tienen mejor suerte que la mayoría; el éxito les llega con facilidad. Por lo tanto, yo pienso que a los Capricornio Serpientes les encanta compartir sus riquezas sin preocuparse mucho por lo que opinen los demás.
Este sujeto tiene una presencia extraordinaria. Cuando entra en algún sitio, todo se detiene. Atrae las miradas de todo el salón y, por su mismo porte, sabe mantener la atención centrada en él, deleitado de ser objeto de tanto interés. Sí, la atención es como una droga para el Capricornio Serpiente. Quiere que le hablen y lo escuchen, quiere que lo miren, lo abracen, lo palmeen, lo besen, lo alimenten y lo bañen antes que a nadie. Este altanero personaje no permitirá nunca que nada ni nadie se interponga entre él y el público cuya atención desea conquistar. Tiene pasta de estrella.
La noble generosidad del Capricornio Serpiente tiene su reverso: su increíble tendencia a derrochar. Estos nativos se compran tres trajes cuando no necesitan más que uno para ir a una fiesta de amigos: eligen dos autos para el cumpleaños de su esposa (por las dudas de que el primero no le guste). Y, en su ardor por agradar y presidir, por dominar la situación que están viviendo, no siempre serán inmunes al empleo de artimañas. Si las sonrisas no funcionan, entonces funcionarán las lágrimas, las crisis de ira o la histeria, o alguna enfermedad psicosomática. Lo que quieren es que se los note. A cualquier precio. Y si usted descubre que uno de estos nativos lo detesta, le costará mucho mostrarse indiferente a su aversión, pues él siempre encontrará el modo de llamarle la atención. Los Capricornio son personas muy decididas, y las Serpientes son sumamente astutas. Imposible mantener la serenidad en una escaramuza con este monstruo.
Todos los Capricornio Serpientes tienen el don de lo sobrenatural. Es muy probable que pudieran triunfar en la vida sólo siguiendo sus intuiciones y respondiendo al llamado de sus presentimientos. Su clarividencia no tiene igual en ningún otro signo. Y la palabra “intuición” no es suficiente. El Capricornio Serpiente percibe las modas, los peligros, los movimientos políticos y los sucesos de cualquier naturaleza.
Coriáceo como cuero viejo y dulce como la miel, el Capricornio Serpiente actúa casi exclusivamente por sed de poder, celebridad, verdadera grandeza ante los ojos de sus contemporáneos. ¡Nada de homenajes póstumos! “Denme esas docenas de rosas ahora”, dice el impresionante Capricornio Serpiente. “Las distribuiré entre los que son menos afortunados que yo.” Y así lo hace. Como una diva, parte a atraer multitudes en otros lugares, a soplar besos a otros públicos arrobados y a sembrar el amor y la paz entre los hombres (siempre que obedezcan sus reglas). Este sujeto logra ser tan fascinante en su autoritarismo, que apenas nos daremos cuenta de que nos ha nombrado jefe del equipo de limpieza.

Sigue leyendo >>>

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *