Escorpio Cabra

Los Escorpio Cabra al combinar creatividad con dependencia, son una suerte de genio brillante y vagabundo

Sin embargo, los Escorpio nacidos en un año de la Cabra son sujetos ardientemente inventivos y acaso los menos perezosos de todos los nativos de Cabra. No obstante, los Escorpio Cabras viven siempre de los demás. No quiero decir que se niegan a trabajar, pues se hallan lejos de semejante actitud. Pero su trabajo depende invariablemente de una estructura exterior. No son disciplinados. Cuando llegan a reconocer esta verdad acerca de sí mismos, pueden comenzar a permitir que las fuerzas exteriores estructuren su vida. Estas fuerzas pueden adoptar la forma de un matrimonio, una empresa, uno o dos hijos, un tema de estudio o inclusive un amante.
Pero cualquiera que sea la estructura, podemos estar seguros de que no proviene de la naturaleza dispersa del Escorpio Cabra. Interiormente, este nativo es un caldero bullente de ideas, invenciones, planes, proyectos y sueños… algunos realizables y la mayoría totalmente inútiles. El Escorpio Cabra es cualquier cosa menos práctico. Es excéntrico y errático. Tiene accesos de genialidad y auténtico talento para las artes. Pero también es hiper idealista en lo que concierne a sus proyectos. Quiere que sus planes sean seguidos (por otros, desde luego) al pie de la letra. Obra esencialmente en aras de su propio beneficio. Desea a la vez la gloria y el dinero. Y debido a esto, inconscientemente y pese a sus buenas intenciones, utiliza a los demás.
A los Escorpio Cabras les interesa absolutamente todo. Les gusta conocer todas las novedades, estar al tanto de todas las modas, seguir la carrera de los artistas jóvenes, etcétera. Incluso son algo snobs en el plano intelectual y muestran una incorregible e insoportable actitud de “sabelotodo”. No existen temas sobre los cuales estos nativos no puedan dar una perorata. No es necesario que uno les responda; bastará con mantener los oídos abiertos y ellos nos dirán todo lo que deseemos saber… y más.
Para el observador desprevenido, este sujeto parece frágil y delicado, como incapaz de sobrevivir a la menor borrasca. Pero en el interior de este envoltorio quebradizo, el Escorpio Cabra oculta una fuerza de gorila. La vestimenta excéntrica y el comportamiento raro no son más que un medio para despistar, para hacer creer que este sujeto no tiene nada de Escorpio. No se engañe. El Escorpio Cabra no es ajeno al uso de la fuerza. Muy rara vez se toma el tiempo necesario para considerar las alternativas. Sólo le interesan las colisiones frontales.
Bajo una apariencia de expansiva generosidad, que lo lleva a adoptar parientes pobres o regalar monedas de oro a los mendigos, este nativo oculta su avidez de dinero: quiere obtener hasta el último centavo en las transacciones de toda clase. Le agrada pensar que es un filántropo. Pero en realidad es un avaro sin vergüenza.
Lo que torna más atractivo al Escorpio Cabra es su curiosidad insaciable. Quiere aprender a tocar el piano y bailar el tango, a montar a caballo y programar computadoras. Le interesan sinceramente los acontecimientos y las manifestaciones culturales, y goza de gran talento propio en este plano. Si llega a encontrar la estructura que necesita, podrá hacer florecer sus habilidades. De lo contrario se dispersará y acabará decepcionado.

Sigue leyendo >>>

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *