Signo Acuario: nacidos el 18 de Febrero

Los magnéticos individuos nacidos el 18 de Febrero animan su entorno con sus ideas y su vitalidad. No dispuestos a entretenerse con los detalles, suelen apartarse para tener una perspectiva del cuadro completo, de la perspectiva global. Rara vez toman decisiones importantes sin haber escuchado antes todas las versiones del caso. Si bien su vida no es una serie de acontecimientos fortuitos, no aceptan con fatalismo lo que les sucede. Detrás de todos sus actos hay una filosofía de vida, unos principios básicos que jamás traicionan, y es tan firme su creencia en esos valores que suele ser muy difícil, cuando no imposible, hacerlos cambiar. Pero como su deseo de conocer la verdad es sincero, escuchan las distintas opiniones, aunque sólo sea para aprender.

Debido a que tienen perspectivas amplias y ambiciones muy definidas, suelen pasar por alto ciertos detalles que al parecer son triviales o insignificantes pero que en realidad tienen mucha importancia, si no para ellos, para los demás. De hecho, algunos pueden perder totalmente de vista la realidad de las cosas cotidianas. Es frecuente que los impacienten las tareas domésticas, el buen mantenimiento de una propiedad o la tramitación de asuntos financieros. Dado que su postura puede ser interpretada como reservada o superior, es posible que provoquen celos o enemistades, pero pese a que son individuos muy seguros y muy autónomos que necesitan mucho tiempo para sí mismos, rara vez dejan de ayudar a quienes pasan algún apuro. Aunque tienen el don de la empatía y la piedad, no están dispuestos a sacrificar ni tiempo ni ideales para atender demandas o reclamos injustificados.

La mayoría de los nacidos este día tiene problemas de hipersensibilidad emotiva en la infancia, y en los casos extremos puede optar por uno de estos dos caminos: desentenderse de las preocupaciones y los padecimientos del mundo y perfeccionar su visión personal y utópica de cómo debería ser, o acorazarse exteriormente y lanzarse a conquistarlo. Pero en todo caso optarán por maximizar el alcance y la influencia de sus ideas.
Estos individuos triunfarán si logran mantener con firmeza un objetivo a largo plazo y atender al tiempo su quehacer diario, pero si debido a su incapacidad de controlar las emociones y la sensibilidad pierden el norte, lo más probable es que se hundan y sean muy infelices. La clave consiste en que lleven a cabo sus planes con firmeza y mucha fuerza de voluntad, sin dejar de preservar su sensibilidad.

Sigue leyendo >>>

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *