Signo Tauro: nacidos el 19 de Mayo

Los nacidos el 19 de mayo tienen mucha energía, pero han de aprender a controlarla y a dirigirla. Esto es fundamental, porque tienen un gran potencial como líderes. Aunque pasen por momentos difíciles, tanto física como emo-cionalmente, saldrán airosos si se centran en su objetivo. Su energía puede ser muy primaria, como el clima, y les conviene aplicarla a proyectos a largo plazo.
Los nacidos este día suelen ser autodidactas y abordan su trabajo con naturalidad. Sin embargo, se meten en problemas cuando abusan de la lógica y el intelecto a expensas de la intuición. Cuando reflexionan demasiado, pueden perder de vista sus objetivos originales, pues nunca actúan tan noblemente como cuando se dejan guiar por su corazón.
De hecho, su corazón es como una brújula que los mantiene en su rumbo.
En la vida de las mujeres y los hombres nacidos este día invariablemente aparece una poderosa figura del mismo sexo (normalmente de más edad) que pasa a ocupar un papel protagonice. Si tropiezan con ese individuo en sus años de formación, éste será un maestro o iniciador en las costumbres del mundo.
Los nacidos el 19 de mayo encuentran inspiración en los libros y las obras de arte, pero hasta que conocen una persona de carne y hueso que se interesa por ellos no saben con seguridad cómo utilizar su talento ni qué lugar desean ocupar en la sociedad.
¿Y cuáles son sus dotes naturales? Primero, talento para comunicarse; segundo, un notable carisma; tercero, la capacidad para guiar a los amigos, parientes y colegas por el camino correcto. En los más evolucionados, la elocuencia es una potente herramienta; en loe menos evolucionados se manifiesta como simple locuacidad o superficialidad. El encanto y la habilidad para persuadir los convierte en seres capaces de inspirar a otros con su ejemplo o, en el peor de los casos, en estafadores.
Los nacidos el 19 de mayo necesitan algún tipo de formación espiritual, además de una estructura social con normas claras. Se preocupan demasiado por la seguridad material propia o ajena (a menudo la de la sociedad), por lo que pueden caer en la trampa del materialismo.
Nada les cuesta tanto como evitar las complicaciones (sobre todo las que se crean ellos mismos) y permanecer libres para seguir su camino.
Este conflicto entre los compromisos y el deseo de libertad será la principal batalla que habrán de librar en su vida. Deben aprender a conquistar su libertad dentro de los límites de la responsabilidad: de lo contrario, se exponen a sufrir una gran frustración.

Sigue leyendo >>>

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *