Signo Acuario: nacidos el 29 de Enero

Los nacidos el 29 de enero toman las armas para luchar por sus creencias, pero sólo en caso necesario. Tienen una gran fe en la capacidad de la razón y la comprensión humanas de imponerse en la mayoría de las situaciones, y por lo tanto intentan representarse las cosas de la mejor manera posible. En términos generales, sólo son provocadores con el fin de que los demás reconozan lo que tienen entre manos, lo comenten y tomen sus propias decisiones. Rara vez o nunca son dictatoriales, y no disfrutan imponiendo por la fuerza sus ideas a la gente. Probablemente su mayor satisfacción sea vivir y trabajar en armonía con los demás, como miembros de un equipo.
Estos individuos, en su mayoría activos y productivos en la vida cotidiana, tienen una faceta acusadamente pasiva que subyace a su naturaleza y que exteriormente se manifiesta como receptividad y tolerancia de los puntos de vista ajenos. El reverso de esta actitud es que a menudo vacilan, posponen las decisiones cruciales y pierden el norte durante un tiempo. También son capaces de desempeñar durante años una profesión que en realidad no les gusta, en lugar de forzarse a buscar algo mejor. En el fondo, tienen una gran necesidad de sentirse seguros que, por muy radicales o extremados que parezcan, sigue siendo una presencia dominante a lo largo de toda su vida.

La vida emocional de los nacidos este día es extraordinariamente compleja, quizá debido a que raramente se conforman con el estado de las cosas. Por ejemplo, si encuentran seguridad en una relación amorosa, pronto se aburrirán y desearán ser libres. Si viven solos, prefiriendo su libertad, añorarán la felicidad personal y la vida familiar que ven que otros tienen. Los más creativos quizás ansíen durante años el reconocimiento público, pero al mismo tiempo consideren que el mercantilismo puede ser el beso de la muerte para sus inusuales empeños y asfixiante para su sentido de la fantasía y la imaginación.

Como ya se ha comentado, estos individuos son capaces de aceptar otros puntos de vista. No obstante, como casi nunca rechazan una opción de antemano sin haberla examinado, a veces les resulta difícil tomar decisiones duraderas. Su profunda comprensión del ser humano, uno de sus mayores dones, puede en última instancia propiciar actitudes ambivalentes que se convierten en un obstáculo para su éxito.
Sin embargo, es característico en ellos seguir adelante, luchando con el mismo denuedo contra sus dudas íntimas que contra las barreras de la sociedad. La clave de su éxito suele residir en construir una estructura de personalidad sólida, lo bastante dura para protegerlos y lo bastante realista para ayudarles a alcanzar sus metas.

Sigue leyendo >>>

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *