Géminis Caballo

El brío del Caballo aliado al espíritu de Géminis da un personaje de múltiples talentos, que no tiene peor enemigo que él mismo.

Parece habitado por un pequeño demonio que clama sin cesar retorciéndose las manos:” ¡No tengo obligación de aceptar esta basura! ¡No tengo porqué soportar estas idioteces! Quiero mi libertad. Quiero que me devuelvan mi alma.”
Por supuesto, todos sabemos que nuestra alma no nos pertenece. Pero el Géminis Caballo hace todo lo posible para demostrar lo contrario. Quiere ser diferente, original, mejor que nadie, más inteligente, más sexy, más elegante y, por sobre todo más audaz. Sí, el Géminis Caballo desea con desesperación que lo consideren audaz, a la moda, maravilloso.
No es que este nativo sea incapaz de consagrarse a un trabajo. Por lo general, elige una carrera que le interesa y se dedica a ella el resto de su vida. A menudo posee dotes para la música y las artes gráficas u ocupa un lugar destacado en el teatro. El Géminis Caballo es un caballo de circo. No camina, caracolea.
Este individuo, como la mayoría de los Caballos, deja el hogar bastante pronto, elige una carrera que lo atrae, y luego procede a cambiar de lugar y de empleo dentro de esa misma carrera. Si es músico, el Géminis Caballo no pasará la vida en una orquesta que toca en los casamientos y las comuniones. No. Tocará allí mientras todo marche bien; después, si las cosas comienzan a presentar dificultades porque alguien quebró las reglas o desafinó, partirá a buscar fortuna en otra parte.
El Caballo nacido bajo el signo de Géminis adora entretener a los demás y se toma mucho trabajo para hacerlo. Cuenta historias, practica trucos de magia y piruetas delirantes, simplemente para llamar la atención y provocar aplausos. El Géminis Caballo típico, si no está controlado de algún modo por una figura autoritaria, realmente puede extralimitarse mucho en sus actuaciones. La admiración de los padres, los amigos o sus seguidores lo transforma fácilmente en un niño malcriado a quien sería muy sabio no adular ni alentar demasiado salvo que verdaderamente haya puesto sus mejores esfuerzos.
Este sujeto será de mente muy rápida. En este aspecto habrá que hacer grandes esfuerzos para superarlo. Las respuestas agudas son propias de su naturaleza. Lleno de vitalidad y amante del aire libre, el Géminis Caballo siempre está dispuesto a salir de excursión o practicar algún deporte arriesgado. La rapidez y el vigor son dos cualidades que hacen de él un excelente compañero.
En alguna parte de este retrato debemos hablar también del egoísmo propio del Caballo. Lamento muchísimo tener que revelarles que este nativo es un monstruo de egoísmo. Por gregario y extravertido que parezca, el Géminis Caballo jamás considera las cosas desde otro punto de vista que no sea el propio. La compasión y la comprensión no son su fuerte. Sin embargo, y por curioso que resulte, estos nativos pueden ser protectores natos. Los Géminis Caballos pueden encontrar placer en ocuparse de otros, aunque más bien se lo toman como un pasatiempo. Inclusive pueden necesitar cuidar a otros, pero siempre lo hacen por un deseo consciente y voluntario de mostrarse caritativos, y no por genuina compasión o piedad.
El Géminis Caballo no teme a nada y emprende trabajos y ocupaciones a largo plazo que a nosotros nos harían palidecer de angustia. En este caso, su capacidad para obstinarse en la realización de una meta egoísta representa para él una ventaja. Puede marchar al frente allí donde otros jamás han osado ni siquiera pensarlo, pues su fe en sí mismo es extraordinaria.

Sigue leyendo >>>

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *