Géminis Gallo

Por lo general, los Géminis Gallo son personas atractivas

Aquí el Géminis teatral se beneficia con el complemento de la persuasión del Gallo, que adora fanfarronear y causar sensación, lleva las plumas con aplomo y parece haber nacido entre bambalinas. Actores, maestros, doctores o personalidades del espectáculo, los Géminis Gallos superan a todos sus rivales. ¿Talento? Sí. Estos nativos tienen dotes de intérpretes. Pero su fuerte es su elasticidad. Los Géminis Gallos son trampolines con patas. Nada, ni la enfermedad, ni el rechazo, ni el dolor ni la autocompasión, puede abatir a este individuo.
Los Géminis Gallo son muy autoritarios, y consideran que su modo de hacer las cosas es el mejor y el más eficaz en el trabajo. Entonces, ¿por qué no van a compartir su eficiencia con usted? Tienen una manera propia, suave y aérea como es propio de un Géminis, de empujar a la gente a hacer cosas. Pero es que verdaderamente creen que la vida es como un tablero de ajedrez gigante, en el cual la familia, los amigos y los compañeros de trabajo deben ser manipulados para segurar la victoria del Géminis Gallo.
Si uno acepta el papel desde el comienzo, no resulta tan desagradable ser una pieza del tablero de este nativo. Con un Géminis Gallo en la casa, cuando uno se siente perezoso o apático puede echarse tranquilamente en la cama y esperar a que este individuo aparezca golpeando las manos y diciendo: «¡Arriba! ¡Manos a la obra!». Aun así, lo único que hay que hacer es atenerse al papel asignado, pues el Géminis Gallo se ocupará de la decoración, la música, la comida y todo lo demás.
En los lugares públicos, los presentes los notan enseguida por su porte digno y su imagen altiva, perciben su magnetismo y a veces hasta se sienten físicamente atraídos sin saber bien por qué.
Estos nativos son también muy caritativos y con gusto ayudan a otros… pero a su modo. A los Géminis Gallos les atraen las criaturas pequeñas e indefensas, como los perritos, los garitos y los huérfanos. Como su opinión de sí mismos rara vez —o nunca— se ve afectada por sus fracasos o sus choques con la adversidad, aman el lujo de compartir su bienestar con otros menos afortunados que ellos. Pero son benefactores exigentes y no permitirán que sus protegidos se arruinen o se destruyan.
Este individuo tiene tendencia a la fragilidad emocional. No diré que es cobarde ni débil. En absoluto. Pero el Géminis Gallo, como todos los Gallos, no deja de ser víctima de los altibajos de la vida. Su existencia se parece a una vuelta en la montaña rusa más aterradora: rápida, pavorosa, exaltante. De la cima de la fortuna y la fama puede encontrarse precipitado de la noche a la mañana hacia la ignominia y el alcoholismo. Como compensación, este sujeto puede elevarse de la pereza y la disipación, ponerse una flor en la oreja, convertirse en bailarín de flamenco y conquistarla celebridad en un abrir y cerrar de ojos. Entusiasmo no le falta. Pero sí, a veces, perseverancia.
La naturaleza de este individuo comprende un elemento de espiritualidad que no debe ignorarse. La combinación del Géminis meteórico y a veces hasta celeste con el Gallo de fe inquebrantable nos da como resultado un verdadero fanático religioso, un santo activista que cree en su Dios y actúa en Su nombre.
La Señora Fortuna suele ser caprichosa con la vida de los Géminis Gallos. Ahora está. Ahora no. Pero por muchas que sean las veces que aparezca y desaparezca de la senda de este nativo, él se levantará y lo intentará otra vez. Le gusta la aventura. Y aprende desde chico a esquivar los embates de los malos karmas.

Sigue leyendo >>>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *