Géminis Mono

Los Géminis y los Monos se parecen

Para tener una idea de la energía de este signo doble, tome doce monos, apílelos sobre doce parejas de gemelos, agrégueles un motor Rolls Royce y… hágalos andar. Estos individuos están siempre en movimiento. En realidad, habría que preguntarse si alguna vez duermen. A estos nativos les encanta hablar. Necesitan dar espectáculos y lucirse. Es por esto que les encanta recibir gente y contemplarla divertirse alrededor de ellos.
Los Géminis Monos son siempre brillantes. No sólo poseen una mente viva y activa, y pueden alcanzar grandes alturas de un solo salto, sino que son superlativamente creativos. Se les ocurren constantemente ideas innovadoras. A estos nativos les encanta vivir en la improvisación. Detestan hacer dos veces lo mismo del mismo modo y, por lo tanto, consagran mucho tiempo a imaginar nuevas soluciones.
Nuestro amigo el Géminis Mono tiene cierta tendencia al snobismo. Como lo atrae todo lo que sea más grande, más hermoso, más noble y más inteligente, piensa que un poco de clase no le viene mal a nadie. Puede usted estar seguro de que un Géminis Mono tendrá por lo menos un auto deportivo en su garaje, un perro de pedigrí y una pareja elegante y refinada. Su ropa también forma parte del espectáculo. Y para un Géminis Mono, el espectáculo es la vida misma.
Los Géminis Monos tienen un corazón ligero, pero no vayan a creer que con su cabeza sucede lo mismo. Son responsables e independientes y no se niegan a un arduo día de trabajo o una limpieza profunda en la casa. Saben delegar la autoridad; no son de los que creen que mostrarse autoritario es un buen medio para hacer trabajar a los demás.
Este individuo es un iconoclasta nato. Piensa que hay que quebrar, dar vuelta, ridiculizar las reglas y volver a partir de cero. Si no puede demostrar mediante la lógica y la persuasión que una vieja regla obsoleta es fastidiosa y simplista, se apresurará a probarlo mediante los hechos.
Su desprecio por las reglas puede acarrearle serios inconvenientes. No es que sea un delincuente o un criminal, pero sus superiores podrían considerarlo factor generador de dificultades. Por lo general, su genio lo salva de la destrucción total por parte de aquellas personas demasiado serias para ver más allá de sus narices. Saben que este individuo es imposible, pero les resulta tan necesario que no pueden dejarlo ir.

Sigue leyendo >>>

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *