Géminis Serpiente

El Géminis Serpiente es un personaje paradójico

Desde el nacimiento, no es como los demás, y si llega a controlar este don podrá alcanzar una vida de grandeza. Es un pensador. Posee la afortunada combinación de la reflexión y la intuición. La alianza de estos dos signos es muy beneficiosa.
Pero esta embriagadora mezcla de influencias es al mismo tiempo un verdadero campo minado. Los nativos de Géminis Serpiente son víctimas de la auto ilusión y la más rasa pereza. Todos los días de su vida, estos sujetos deben patearse el trasero y apretar sus lindos dientes sólo para salir de la cama. Una inercia invertebrada, alimentada por una desesperanza curiosamente gozosa, empuja incansablemente a los Géminis Serpientes hacia la tierra.
Quizás esta disposición biliosa le venga de un gran conocimiento intuitivo de los peligros y las desilusiones que lo esperan. Podría decirse que este individuo siente hasta qué punto influye sobre el mundo con sólo intentarlo, y, por eso mismo, renuncia antes de empezar.
Los Géminis Serpientes deben imponerse una disciplina si es que quieren acometer ocupaciones largas y complejas. Deben siempre tener los ojos más grandes que el estómago. El Géminis Serpiente necesita que lo aguijoneen, pero también necesita un motor interior que lo impulse a actuar, lo aliente a trepar y a aceptar las aclamaciones y la notoriedad que son a la vez su recompensa y su Némesis. Sí, es muy complicado ser un Géminis Serpiente.
Como toda Serpiente que se respete, este sujeto adora la riqueza. El dinero y la adquisición de fortuna pueden convertirse en las fuerzas motrices de su vida. Lo malo es que es demasiado inteligente para ser muy rico. Aunque aprecia la opulencia y la suavidad de las sábanas de seda, al Géminis Serpiente le repugna el contacto directo con el dinero, y tratará de evitarlo.
Este nativo será, sin duda, de salud frágil y una persona con la cual la convivencia será difícil. Por su cabeza pasan tantas cosas que no quiere que nadie lo importune con las nimiedades cotidianas. Él quiere alimentar su espíritu, elevarse a las alturas en veinte direcciones mentales a la vez, inventar una nueva filosofía, cambiar el mundo, inspirar a la humanidad. ¿Por qué lo molesta usted para que lave los pisos, si sabe perfectamente que él no debe preocuparse, y no se preocupará nunca, por el estado de brillantez de los mosaicos? Los Géminis Serpientes están más allá de eso. De verdad.
La compañía animada y espiritual del Géminis Serpiente nos brinda a todos los mayores placeres. Estos individuos no aburren jamás. Su mente ágil sigue todas las ideas y revolotea de floren flor, haciendo justicia a cada una. Uno puede hablar con él durante horas, conversar, charlar, parlotear, hasta llegar a un punto de vista totalmente nuevo sobre el tema tratado. Los Géminis Serpientes son estimulantes para pensar y llenos de consideraciones hacia los otros. Son persuasivos, seductores y sobresalientes en todos los aspectos. Si este nativo llega a comenzar una tarea, a dominar su pereza natural y sumergirse en un proyecto personal, será siempre un vencedor. Trabajando sin descanso —y con los ojos puestos en el espejo más puro y fiel posible—, volará siempre muy alto.

Sigue leyendo >>>

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *