Horóscopo Géminis 2019

El escenario del año 2019 para las personas del Signo Géminis se dibuja con tonos diferentes y contrastantes. Sigue el toque de Saturno en Sagitario, de Neptuno en Piscis, Urano en Aries y Júpiter en Libra. Es muy incisivo el contacto de Urano juntos a Júpiter pues ambos proponen proyectos de cambios, acciones claras y decididas que lo pueden llevar hacia una conclusión eficaz. Se siente bien, en forma, activo, con propósitos, llenos de ideas y proyectos que no se paran al sueño abstracto. Le viene fácil traducir la visión en una acción concreta, con consecuencias sucesivas en los proyectos, con una carga vital y una capacidad de penetración que no se bloquea.

Es inevitable que con Urano en Aries las cosas no queden como antes ya que conduce a un salto de calidad como rara vez se haya vivido. La mente no da vueltas y vueltas sobre sí misma, lo que se captura viene conectado con un hacer preciso, puntual y eficaz. Las ganas de revolucionar y cambiar no se para en lugares perdidos o de lo posible, sino que viene actuada con inteligencia y también con una dosis de diplomacia.

Júpiter en Libra le recarga el ánimo de sensaciones positivas, la sonrisa se diseña en su rostro y su persona transmite una estrepitosa seguridad de sí mismo. Es momento de atreverse y disfrutar. Por otro lado, siente la influencia de Neptuno en Piscis que provoca momentos de reflexión dudosa sobre la identidad, con una inquietud que parece seguir sueños más que hechos. Mantener los pies en la tierra es casi una obligación, sin confeccionar una imagen de sí en mejor o peor de lo que corresponde a la realidad.

Neptuno con frecuencia levanta ilusiones, sueños, fantasías, deseos de estar en un otro lugar, que exprese el afán de estar en un ambiente diferente. El impulso al cambio no se debe limitar a la teoría, sino que debe moverse sin perder la regularidad, la constancia y el método racional que no deja el propio destino en las manos de simples sensaciones emocionales. Le sirve seguramente la capacidad de accionar con determinación y seguridad, sin caer en dudas o en formas de inmovilidad que justamente Saturno en Sagitario le está ofreciendo desde un tiempo. Juntos a las eventuales conquistas se le requiere una actitud interior transformada, más seria, más consciente, reflexiva y concentrada.

Tendencias para los Géminis del Primer Decanato

Nacidos del 21 al 31 Mayo

A pesar de la elasticidad y la prudencia que la astrología requiere se puede ser optimista. La fatigosa y confusa cuadratura de Neptuno en Piscis ya es solo un recuerdo y en este año puede recuperarse, reconstruirse lentamente, reencontrar su centro y punto de referencia, pues las batallas que le han producido sufrimiento son terminadas. En todo caso ahora se trata de evaluar los daños que pueden ser sentimentales, profesionales o psicofísicos, pero la presión a su Sol se ha desvanecido. Es bueno recordar que el Sol es el planeta que simboliza el Yo, el centro y la esencia de la personalidad, por eso cuando termina el tránsito molesto, se verifica un efecto positivo en general, en todos los sectores. Sin embargo estos factores que inducen al optimismo no deben hacer pensar que cada contraste se transforme como por magia.

La recuperación probablemente será progresiva por algunos, ciertas sensaciones de inmovilidad o de espera se pueden reconfirmar dependiendo del tema personal, por otros puede girar sin problemas, como es su característica sin vacilaciones.

Sin embargo puede enfocarse en lo que más desea, mirar derecho al objetivo y con menos dispersión y compromiso. Cuerpo y mente deberían estar bien, de modo de ayudarlo a desarrollar las tareas. Su planeta regente Mercurio hacia fines de febrero en Piscis y luego hacia mediados de septiembre en Virgo lo hará nervioso y poco concluyente aumentando la presión y la poca comunicación en la casa. Será momento de hacer una revisión de cosa del pasado.

Tendencias para los Géminis del Segundo Decanato

Nacidos del 1 al 10 Junio

Plenamente irrumpido por la energía de Neptuno en Piscis que de alguna manera le puede generar inquietudes. También puede evidenciar más movimiento en analogía con el signo, empujando a accionar con cierto frenesí, con la sensación de deber hacer algunas cosas o tomar decisiones, tal vez bajo el impulso repentino no muy evaluado. Será importante razonar sobre las iniciativas que se toman, sin apuro de ver-las realizadas con mucha anticipación.

Una sutil base de agitación no se excluye y los vínculos de amistad o trabajo irán manejados con atención. Júpiter en Libra alimenta las relaciones con el mundo y todas sus formas pueden ser desarrolladas sobre líneas animadas y placenteras, aunque Neptuno en Piscis puede acentuar la tendencia a la idealización o sueños, que deberán confrontarse con la realidad objetiva de las cosas. Atención a no inventarse cosas que no existen, en especial modo en el amor, para no exaltarse en euforias momentáneas, ni caer cuando la idea de las cosas o personas que se había imaginado no corresponde a la realidad.

Neptuno solicita también ocuparse de su interior, usted es un mago de la comunicación. Pero ante todo, es la comunicación interior la que debe funcionar, lo cual significa que sea la racionalidad que la parte emocional deben dialogar aunque hace oído sordo. La huida no lo podrá salvar por lo tanto debe activar su registro del sentir así de comprender y evaluar el estado de sus sentimientos y de lo que realmente quiere.

Esto lo ayuda a hacer claridad y al mismo tiempo no subestimar lo que siente y piensa la otra persona. Comunicar es ciertamente su especialidad pero no alcanzan las palabras para resolver, se precisa honrar el sentido mismo de la palabra que significa hacer partícipe al otro de sus contenidos interiores.

Por otra parte, Júpiter en Libra le garantiza e incrementa la cosecha en varios sectores. Será favorecido en los plazos y en las tareas sin tener contorsiones, vueltas y sufrimiento, llegando con el agua hasta a garganta y el temor de no poder hacerlo. En los meses centrales del año desde marzo hasta agosto Júpiter hace las cosas más suaves, delicadas, en consonancia no sólo con su aparente naturaleza, sino también con la parte de sí mismo más profunda. Todo esto condimentado por bellas emociones y sensaciones
de plenitud, alegría, que no significa una euforia idiota fuera de lugar.

Tendencias para los Géminis del Tercer Decanato

Nacidos del 11 al 21 Junio

A decir toda la verdad tiene que soportar un aspecto crítico durante el año, pues se señala la oposición de Saturno en Sagitario. Será una hostilidad significativa que requiere concentración y máxima lucidez de elección. Es cierto que no va a poder alcanzar chasquear los dedos pues Urano en Aries, Júpiter en Libra y Saturno en Sagitario juntos, señalan el cuestionamiento de viejas modalidades de ver las cosas y de estilo de vida que debe ir al encuentro a la renovación. Por lo tanto, es un año condimentado no sólo con actitudes muy alegres, superficiales, impulsivas y distraídas.

Tendrá que reflexionar sobre lo que quiere de verdad, porque los tres planetas que entran en juego en su decanato serán positivos cuanto más el trabajo de excavación y análisis interior será autentico, productivo y reforzado. Más usted será riguroso y atento, más las fatigas se transforman en novedades placenteras y en cambios reales. En algunos casos podría comenzar un recorrido psíquico analítico o iniciar una disciplina meditativa o religiosa como puede ser yoga u otra. Júpiter lo premia si tiene una actitud consciente y constante, en cuanto lo libera de los pesos que más lo condicionan.

Además, Urano en Aries le hace encontrar personas diferentes y con su habitual moverse nunca sufre de aburrimiento, sino siempre está entretenido en algo. La acción de Urano es bien conocida en cuanto renueva y transforma porque es un planeta resolutivo que le puede transmitir la carga dinámica y concreta que le consiente un salto de calidad real. La sensación es de hacer pasos adelantes, siempre cuando cree en la propia idea. El aire de renovación puede comprender la esfera amorosa, porque Júpiter apoya y será empujado a buscar o a vivir dimensiones nuevas. Además es un signo dinámico, que no ama la vida inmóvil. Es un signo con un espíritu innovador que adora la vida como un interrumpido movimiento y cambio. Sin embargo Saturno en Sagitario no será tierno y lo impulsa hacia lo profundo para comprender lo que desea realmente.

Conviene ponerse en juego con predisposición para no pasar de la frustración al enojo, con el riesgo de enfrentar peleas cotidianas porque Saturno pone en luz los problemas y sobre todo en las relaciones. Al mismo tiempo lo invita a reflexionar sobre sus actitudes inmaduras y sobre las cosas que aplaza, sin llegar nunca al punto porque se siente desprevenido y poco capacitado a las desorientaciones emocionales.

La crisis se siente también porque no se comunica tanto y crece la distancia entre las relaciones. Le cuesta entrar en dinámicas profundas y con frecuencia prefiere hacer como que no pasa nada, restando peso a las situaciones.

Horóscopo del Amor

En el campo sentimental Saturno en Sagitario acentúa el deseo de cambiar las perspectivas, en cuanto pone en luz dudas, insatisfacciones e incertidumbres. Saturno es el planeta que regula con una objetividad absoluta el estado real de una relación y no hace descuentos sobre las efectivas necesidades, a veces, con un cambio radical de dirección.

Con el toque de Saturno entonces se tiene que saber verdaderamente lo que se quiere en la vida sentimental, así de evitar por una parte el miedo de hacer un paso en sintonía con lo que uno “es” en serio, y por otro lado de darse a una forma irracional ciega y peligrosa. Mientras Neptuno en Piscis puede representar interferencias externas sobre los sentimientos, como problemas familiares o en la profesión que terminan afectando la cualidad de la relación.

El dedo está apuntando sobre las cosas que no funcionan, no en la sinceridad de los sentimientos, por eso puede elegir si mejorar la relación poniendo en discusión el equilibrio o cenar un capitulo para abrir otro nuevo.

Pero también recibe la influencia benévola de Júpiter en Libra que favorece la conquista de una mayor claridad o de inusual intensidad emocional, garantizando así atmósferas de amor más en sintonía con su naturaleza animada y fresca. El deseo de estímulos y de tener lo más amplio espacio de respiro lo lleva a observar cada situación.

Nunca se quede sin escuchar el propio corazón y su verdadero deseo interior. Detrás de su estilo ágil y confiado, detrás de su declaración abierta de independencia, su corazón es tierno y el amor lo vive con intensidad. Con Júpiter en Libra y el revolucionario Urano en Aries a favor puede en serio hacer un salto y exponerse en la relación.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *