Leo Cerdo

Los excesos de todas clases amenazan constantemente al Leo Cerdo

Aun en las circunstancias más trágicas, cuando la suerte está echada y el Leo Cerdo parece encontrarse en el fondo de un pozo, de ese tembloroso montón de desesperación saldrá una última broma, un chiste final, un comentario sarcástico que hará sonreír a los demás. Los Leo Cerdos no pueden evitar esta actitud: son personas divertidas. Quizá se deba al sol de Leo que brilla sobre el medidor de sinceridad del Cerdo. O a la honestidad del Cerdo penetrada por el espíritu filantrópico de Leo. Cualquiera sea la razón, el sentido de lo cómico y lo sarcástico propio de este nativo será extraordinario.
Leo Cerdo es capaz de abusar de toda clase de cosas. Abuso de comida, sexo, comodidad, trabajo, amor, bienestar, conversación, lujo. ¡Cómo le gusta revolcarse en la opulencia! Necesita un ambiente magnífico, suntuoso, espléndido, y está dispuesto a trabajar arduamente para obtenerlo. Además a este sujeto le gustan los manjares de primera calidad y comprados en los mejores negocios, se viste con las últimas colecciones de las marcas más caras y afamadas y, pese a su constante lucha contra un vientre que tiende a engordar, por lo general es muy elegante. El Leo Cerdo tiene «clase».
También suele tener mucho dinero. Es un ser generoso, magnánimo y hospitalario, que comparte sus bienes con los demás. Es capaz de sacarse la camisa Dior de seda natural que tiene puesta, para regalársela a un amigo. Da a manos llenas, al punto de que a veces se lo acusa de despilfarrador. Sin embargo, rara vez llega a esto, pues lo protege su amor por la seguridad, el hogar y el bienes- tarde su familia. Los Leo Cerdos son independientes, fiables y responsables, y poseen un aura chispeante de inteligencia y de calidez muy convincente. Cuando nos hallamos en compañía de un Leo Cerdo cuya atención hemos atraído, tenemos la impresión de ser únicos en el mundo, que su felicidad depende de nuestra respiración, que somos exactamente lo que el médico le ha prescripto para conservar la buena salud.
El magnetismo de los Leo Cerdos les asegura a menudo el éxito profesional. No les cuesta nada encontrar empleo y mantenerlo. Son tan capaces, tan dispuestos… y tan divertidos. Pero consideran que escalar penosamente hasta la «cima» proverbial está por debajo de su dignidad. Si los Leo Cerdos llegan a obtener un éxito clamoroso, es siempre gracias a su empeñoso trabajo y sus sólidas cualidades.
En la adversidad, este nativo es el coraje personificado. Desde luego, ningún Leo Cerdo que se precie admitirá esta afirmación. «Yo no soy valiente» -dirá-. En las situaciones difíciles o peligrosas soy blando como una jalea.» Este sujeto no sólo es valeroso, sino también modesto. No busca la alabanza ni el aplauso. ¡Basta de vítores, por favor! ¡Silencio! Aunque, secretamente, sí necesita que lo aclamen, lo respeten y lo admiren. Tal vez sea un Cerdo de corazón puro, honesto y arrojado. Pero también es un León vanidoso.

Sigue leyendo >>>

Una idea sobre “Leo Cerdo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *