Leo Dragón (I)

Leo Dragón y el Amor

Es este un aspecto en el que la vida del Leo Dragón suele ser, como mínimo, agitada. Explicación: desde el principio, este nativo vive absolutamente convencido de su superioridad aplastante. Es muy raro que, antes de tomar una decisión, vacile o examine la situación a fondo. Sencillamente, sabe lo que quiere y se lanza a procurarlo. El Leo Dragón reina. Ese es su destino.
Este nativo es enteramente consciente de su misión innata de superar a los otros, y por ello ocasionará más de un disgusto a su pareja, que quedará relegada al papel de “accesorio” y, aunque llegue a convertirse en un “accesorio necesario”, siempre seguirá siendo superflua para la supervivencia del Leo Dragón.
Si usted ama a uno de estos sujetos, deberá aceptar vivir bajo su sombra, que se extenderá sobre usted toda la vida, protegiéndola del mundo. Si a usted le gusta competir, no se acerque a este nativo… salvo, claro está, si también usted es un Leo Dragón.

Compatibilidades de los Leo Dragón

Tiene algunos puntos en común con los Aries, Géminis, Libra, Sagitario y Capricornio. Entre ellos, haría bien en elegir un Géminis Serpiente, Aries Serpiente o Capricornio Serpiente; un Aries Mono, Libra Mono o Sagitario Mono; un Géminis Rata, Aries Rata o Sagitario Rata; o un extraño Sagitario Gallo. Los Tauro, Escorpio y Acuario Bueyes y Perros son demasiado austeros para usted, que ama el brillo.

Leo Dragón: el hogar y la familia

El hogar del Leo Dragón es su fortaleza. Bien podría rodearlo de altas murallas y hasta de un foso, si sus medios se lo permitieran. Lo cual no significa que no invite cordialmente a sus amigos a pasar con él una tarde o varios días. Los Leo Dragones son sumamente hospitalarios. Les gusta estar rodeados de mucha gente. También Ies gustan las antigüedades valiosas y los objetos de oro. ¿No es lo más natural, teniendo en cuenta la realeza que los caracteriza?
La paternidad atrae al Leo Dragón. Con frecuencia tiene muchos hijos, de varios matrimonios. Pero no descuida a ninguno de sus vástagos ni sus cónyuges. Es más: hasta le gustaría que todos pudieran vivir juntos bajo el mismo techo. Estos nativos se toman muy en serio el bienestar de sus hijos, se encargan personalmente de que cada uno estudie y coma adecuadamente, vuelva a la casa a la hora indicada y cumpla sin chistar con las tareas domésticas que le corresponden. Sin embargo, no son sofocantes en su papel de padres o madres: gobiernan con mano de hierro pero prodigan un intenso amor.
El niño Leo Dragón extraerá siempre el máximo de la vida. Habrá poco que sus padres deban hacer por él, salvo soportarlo. Será un niño ruidoso y exigente. No le preste demasiada atención o, si quiere, mímelo hasta echarlo a perder. De todos modos, sea cual fuere el modo como usted lo trate, no influirá mucho en él. Este niño se siente absolutamente seguro de lo que la vida tiene para ofrecerle y no quiere ni necesita consejos.

Leo Dragón y la profesión

Lo lamento, Leo Dragón, pero el mercado de trabajo se halla sobresaturado de déspotas benévolos. Le sugiero que trate de fundar su propio imperio.
Bromas aparte, el Leo Dragón posee talento para casi todo. Puede ser un experto en computación o un jugador de béisbol, periodista o novelista, actor o diseñador. Cualquiera que sea su elección, lo más probable es que lo haga bien.
Si hay algo que puede matar a este nativo es el fracaso. Por lo general se las ingenia para evitarlo, pero cuando se topa con él sucumbe, cae como una mosca. Su fuego se extingue y la Parca llama con insistencia a su puerta.
Como patrón, el Leo Dragón es todo lo que dije antes y un poco más. Se mostrará justo y equitativo, al mismo tiempo que despótico. Será gentil bajo su apariencia arrogante, y generoso a pesar de la tendencia a limitar los gastos propia del Dragón.
No logro imaginarme a un Leo Dragón desempeñándose como empleado, pero supongo que, como la mayoría, también él se verá obligado a empezar desde abajo. Lo más probable es que sea insoportable hasta el momento en que llegue a jefe o dueño.

Volver a Signo Leo

 

2 ideas sobre “Leo Dragón (I)

  1. Tiemblo al ver que habeis acertado en todo lo descrito….no dejo de temblar de emoción porque, como habéis descrito, tengo un plan, un proyecto en mente, algo que de lograrse revolucionaría el mundo salvando miles de vidas y a su vez enriqueciendo mis bolsillos (justamente). Lo malo es que la parca está cerca de mí en estos momentos de mi vida y no imagináis en que situación me encuentro, a todos los niveles. He nacido el día 23 de julio de 1.988, Max heindel también…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *