Libra Rata

Dotado de múltiples talentos, el Libra Rata vive en un estado de perpetua esperanza.

Le gustaría hacer saltar la Banca en Montecarlo, serla estrella de una obra en Broadway, escribir un best seller y engendrar al presidente de los Estados Unidos (o mejor aún: llegar a serlo él mismo). Y cuando haya terminado con esos objetivos secundarios, quizá todavía quiera tomarse un tiempo para obtener el Premio Nobel.
Los Libra Ratas son personas sumamente ambiciosas, casi al límite de la autodestrucción. Jamás renuncian a su búsqueda de la supremacía. Pero como están dotados sobre todo para la poesía y la fantasía, casi nunca, o sencillamente nunca, llegan a obtener el verdadero poder… es decir, el poder sobre los otros. Son comunicativos hasta el agotamiento (de sus interlocutores, claro está). Quieren contarlo todo, todo el tiempo, y hasta en los menores detalles.
Es muy fácil disfrutar de su compañía. Los Libra Rata son abiertos y afables. Sienten curiosidad por la vida de los demás y se conmueven fácilmente por los problemas y los deseos de la gente. Libra Rata es un signo fascinante. Estos nativos intrigan, traman y chismean toda la vida. Actúan de maneras complicadas y tortuosas. Son a la vez avaros y generosos. Les encanta tener dinero para darlo a quienes ellos juzguen dignos. Son idealistas y excesivos.
Los Libra Ratas quieren dominar. Sin embargo, no son ni detestables ni autoritarios. Emplean un método original para dominar a los otros: la dulzura. Su candor aparente los toma simpáticos a los ojos de aquellos a quienes estos nativos admiran o cuya compañía procuran. Con este método de fascinación los Libra Ratas consiguen volverse indispensables para los seres que aman. Si usted tiene un amigo de este signo, nunca le faltará compañía. Pero tampoco volverá a gozar un rato de soledad… nunca más.
Estos sujetos tienden a solucionar sus problemas psicológicos y sus conflictos interiores hablando. Ninguno de estos dos signos es violento, ni tampoco pesado ni torpe. En consecuencia, el Libra Rata da una impresión de ligereza, de amabilidad y de candor casi infantiles. Pero no se trata más que de una actitud. La abierta sinceridad de este nativo es, en cierta medida, una pose. Los Libra Ratas afectan simplicidad y familiaridad. ¡Pero cuidado! Antes de que podamos darnos cuenta, este simpático sinvergüenza nos habrá hecho una zancadilla.
El Libra Rata posee una sensibilidad febril. Es capaz de inspirar nobles ideales a todo un auditorio. Tiene una notable memoria de los detalles y una inmensa capacidad de creación. Tanto Libra como la Rata son signos profundamente arraigados en la tradición. En lo referente a religión y costumbres, son conservadores a ultranza.
El esteticismo de Libra es una bendición para la belicosa Rata. La gentileza de Libra modera la aspereza ocasional de la Rata. Ésta, bastante propensa al prejuicio, se beneficia además con el sentido de la justicia propio de Libra. Este nativo no carece de espíritu manipulador, y tampoco le falta carisma.

Sigue leyendo >>>

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *