Piscis Dragón

El Piscis nacido en un año del Dragón se preocupa mucho por su progreso

Necesita sentir que va hacia adelante. Quedarse en un mismo lugar lo pone inquieto, nervioso e irritable. Por eso, si no progresa, si no avanza, viaja. Una cosa es segura: este nativo se mueve mucho. Puede correr o caminar, nadar o tomar el tren, pero se desplaza.
La faz Piscis de su naturaleza le otorga perspectiva y refresca el brío exagerado del Dragón, apagando un poco su fuego. En ciertos casos, el Piscis enfría demasiado al poderoso Dragón, y el gran monstruo escamoso se convierte en la sombra de sí mismo. Esto puede resultar peligroso para el Piscis Dragón, cuyo abatimiento lo llevará a adoptar una actitud de indiferencia.
Autodisciplina y perseverencia son indispensables para este nativo, que seguramente querrá ahorrarse toda clase de pruebas y ensayos. El Dragón nacido bajo el signo de Piscis considera que ya sabe bastante y que, si los demás le pidieran consejo, harían más cosas en menos tiempo. ¿Entonces por qué aburrirse haciendo siempre lo mismo?
Ese es el problema: los Piscis Dragones siempre creen saber todo mejor que los demás. Aparecen en cualquier situación y hacen exactamente lo que les place. Quizá piensen que lo hacen por un ideal, pero nunca se les ocurre preguntar qué piensan los otros de ese ideal. A otros Dragones se les puede decir: Vuelve a tu cueva y espera a que te llamen, pero al Dragón de Piscis es muy difícil decirle algo así: está a la defensiva y es narcisista al extremo. No se siente seguro de sí y lo compensa con tempestades emocionales cuyas lágrimas podrían apagar el sol.
Este nativo teje una tela de encanto tan atrayente y convincente que todo el mundo la cree, inclusive él mismo. Hablará de una idea o un plan con tanto ardor que no podremos dudar de su veracidad. El Piscis Dragón ignora las medias tintas. Quiere hacer to do solo, pero con frecuencia abandona sus proyectos después de comenzados. Es un coloso con pies de barro.
Lo apasionante del Piscis Dragón es su encanto y su salud. Puede ser algo turbulento y fastidioso por momentos, pero su verdadera naturaleza de Piscis, sus risas, sus bromas, su aire de Lucy en el cielo con diamantes… eso es lo que lo torna una delicia. Es un compañero adorable.
Pero este no es un signo de campeones. Pueden apoyarse en los consejos de los demás y ganarse la vida dispensando sonrisas a aquellos que adoran su enfoque indolente. Los Piscis nacidos en un año del Dragón serán susceptibles y discutidores hasta que al fin dejen de probarse a sí mismos. Entonces serán eficientes en la profesión elegida, seguirán la rutina con placer y atravesarán toda la jornada soñando con la comida que prepararán para la cena.

Sigue leyendo >>>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *