Sagitario Dragón

Personaje admirable pero no siempre amable, el Sagitario Dragón es un guerrero en gran escala

Seductor y ambicioso. Cree en el éxito y arremete con bravura al asalto de sus objetivos. Ni brutal ni arrebatado, su estilo es noble y digno. Los Sagitario Dragones no temen los peligros de la vida. Corren todos los riesgos y hasta salen a cortejar el peligro. Bailan alrededor de las llamas de la aventura y las hazañas extraordinarias, pero es raro que permitan que los hieran gravemente. Los Dragones nacidos bajo el signo de Sagitario adivinan las maniobras de sus adversarios, los hacen caer en sus propias trampas y los invitan a almorzar al día siguiente. ¡Después de todo, hay que festejar la victoria!
Este método carece de toda arrogancia. El Sagitario Dragón no ve razón alguna para tratar a la gente con soberbia ni imponer su superioridad. Al contrario, es del género jovial e idealista que alienta a todos a seguir adelante, hacer flamear su bandera y portar sus colores. Estos sujetos no son egoístas ni avaros. Desean lo mejor para todos los que trabajan con ellos… pero están absolutamente convencidos de que todo el mundo debería seguir sus proyectos.
Este sujeto es un visionario e inicia empresas sin ayuda con la sola fuerza de sus pulmones. Puede hacer negocios, sacar conclusiones y tomar decisiones sin levantar una ceja. Pero no le gustan las complicad’ Deplora el engaño. Pobre del que se burle de un nativo de este signo. El Dragón no hará ningún mal al ofensor. ¡Jamás! Simplemente, le retirará su confianza… lo cual, en este sujeto honorable, equivale a un golpe bajo.
Como se comprenderá, el Sagitario Dragón es un optimista. Desea creer en la bondad fundamental del hombre. No es un ingenuo o un inocente que necesite protección. Es más bien un jefe nato, necesitado de buenos edecanes, oficiales, cancilleres, consejeros, ministros, cónyuges y ayudantes fieles, aplomados y sensatos que lo protejan de su propia precipitación idealista.
El Sagitario es generoso y directo. El Dragón también ama dar. Ambos adoran las reuniones y quisieran hacer de la vida una fiesta perpetua. Ambos desean aumentar la envergadura de sus operaciones, reunir grupos e influencias cada vez más grandes para imponerles teorías e intentar sus métodos. Librados completamente a sí mismos, estos déspotas benévolos pueden llegar con toda facilidad a quedar fuera del juego. Es debido a esto que tienen que buscar los consejos sabios y seguir las directivas de personas más conservadoras.
El Sagitario Dragón debe luchar constantemente contra una vocecita interior que lo exhorte a ir hacia adelante pase lo que pasare. Más que cualquier otra cosa, este nativo quiere demostrar que él PUEDE. Por lo general nadie lo duda, salvo él mismo. No obstante, a veces puede ser demasiado optimista y emprendedor porque desea demostrar al mundo entero que tiene la razón. Y, en efecto, el Sagitario Dragón la tiene muy a menudo. Pero cada tanto se encuentra en situaciones delicadas por haber tomado decisiones demasiado apresuradas o por haber seguido corazonadas engañosas.
El Dragón nacido bajo el signo de Sagitario puede ser irritable y a veces cáustico, pero con más frecuencia es misericordioso y bueno hacia los otros. Su fuego no es la llamita frágil de la chimenea sino un brasero crepitante que arde como un faro para ayudar a los que ama. Hay en él algo de caballero medieval, algo de noble y mítico que proclama energía y magnificencia. Difícil encontrar una combinación más pujante.

Sigue leyendo >>>

 

Una idea sobre “Sagitario Dragón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *