Sagitario Gallo

La exuberancia es la característica del Sagitario Gallo

Agitado, sobresaltado, abunda en historias y aventuras. Este sujeto, nacido bajo la influencia de dos signos tan exaltados, será nervioso, franco, Cándido y ligeramente soberbio. La palabra entusiasmo, pero se trata de algo más que eso. Los Sagitario Gallos son personas plenas de impulso e impetuosidad. Juegan un papel impresionante en cualquier lugar donde se encuentren… ¡y se encuentran por todas partes!
Pese a la determinación del Sagitario Gallo de haber viajado por la mitad del globo antes de cumplir los trece años, este sujeto es profundamente razonable y vive con mucha más prudencia de lo que parece. Tendrá nobles objetivos. Estos nativos poseen una suerte de complejo de Robin Hood, el deseo de sacarles a los ricos para darles a los pobres. No es que sean ladrones. Nada más lejano de la verdad. Pero tienen alma de piratas que abordan el barco adversario en medio de la noche y se alzan con joyas y pieles, deseando dejar desnudo al rey para que todos vean que un trasero es un trasero más allá de los títulos. El Sagitario Gallo persigue la verdad. Detesta la falsedad.
Sus nobles ideales comienzan a obsesionarlo desde la más tierna edad. Le gustaría hacer el bien en el sentido clásico de los misioneros. Parte hacia África o la India para ayudar a los pobres o, para no alejarse de su casa, atiende el teléfono en un Centro de Asistencia al Suicida. Pero su naturaleza fundamentalmente honesta suele decepcionarse con los resultados. Ninguna obra de caridad es verdaderamente perfecta, siempre tiene un dorso: alguien extrae dinero de la caja, los fondos se dilapidan o los pobres rechazan la ayuda ofrecida. La filantropía está minada de desilusiones.
Por esta razón, los Sagitario Gallos suelen darla impresión de estar desencantados, encerrados en un ideal que no los satisface pero del cual no logran deshacerse. Este tipo de decepción conduciría a otros seres menos resistentes al abatimiento y aun a apiadarse de sí mismos. No ocurre esto con el Sagitario Gallo. En sólo unos días se recuperará y preparará la valija para hacer alguna otra incursión en las regiones inexploradas del humanitarismo. Siempre es lo mismo: el que tenga sed beberá.
Ante todo, el Sagitario Gallo posee sentido común. Parece despreocupado, vanidoso y jactancioso, pero no es más que una apariencia. En profundidad, este sujeto no quita el ojo de la mira y contempla con aire crítico su propio progreso. Se da cuenta de la excesiva atracción que sobre él ejercen la libertad y la aventura y sabe que un día deberá “sentar cabeza” o tornarse definitivamente ridículo. Cuando llega ese día, el Sagitario Gallo se consigue un trabajo con un título importante o, sencillamente, se pone a escribir el relato de sus numerosas hazañas.
Estos nativos tienen buenos modales y sin embargo pueden ‘ mostrarse bruscos y cortantes. No es raro que hagan un comentario bastante duro en medio de una conversación calma y anodina. Son de una franqueza brutal. Prosperan en la adversidad y el desafío. No temen inclinarse para conquistar y les interesa enorme-mente el bienestar de su familia y sus amigos. En verdad, por numerosos que sean sus viajes, este sujeto permanece ligado eternamente a su deber y sus responsabilidades hogareñas, como un espíritu libre encerrado en el cuerpo de una hermana de caridad. Es por esto que los Sagitario Gallos siempre dan la impresión de dejar entreabierta la puerta del gallinero, para poder volver a su prisión preferida cuando la suerte está echada.

Sigue leyendo >>>

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *