Tauro Cabra (I)

Tauro Cabra y el Amor

Al oír hablar a un Tauro Cabra abandonado, uno creería que sus varios «ex» (esposas, maridos, parejas, amigos, etcétera) no son más que una triste banda de ladrones, malvivientes y sinvergüenzas. El Tauro Cabra adora que lo amen … y lo cuiden. Tiene una enorme necesidad de seguridad pero no es muy apto para brindarlo mismo a los demás. También necesita que lo alaben, pero él no lo hace en demasía. A los Tauro Cabras sencillamente hay que amarlos por las alegrías ocasionales que pueden brindar. No son muy perseverantes en el amor. Se salen de sus casillas ante el menor olvido: un aniversario de casamiento, un cumpleaños. Otorgan gran importancia a los ramos de flores y a los regalos del Día de los Enamorados. Pero son capaces de olvidarse al gato de su pareja adentro de la heladera una noche entera. Para una pareja seria, los Tauro Cabras son exasperantes.
Ahora bien, el Tauro Cabra necesita, justamente, una pareja seria. No pueden funcionar en una relación donde sea él quien deba llevar los pantalones, traer la comida al hogar y bañar al bebé. El Tauro Cabra puede crear… y sólo eso. No tiene sentido alguno de la hora ni del tiempo, se niega a cargar su memoria de detalles como números de teléfono y tarjetas de crédito y no entiende ninguna razón por la que habría de cambiar.

Compatibilidades de los Tauro Cabra

Estos nativos amarán a los Piscis Cerdo y Caballo. Se sentirán fascinados por los Virgo Gatos y embrujados por los Virgo Cerdos tan cultivados. Los Capricornio y Cáncer Monos y Caballos también le agradarán. Su mejor elección se encuentra entre los Capricornio Mono, pero éstos son muy requeridos, así que deberán apurarse. No se unan a un Leo Buey o Perro. Guarden las distancias con los Escorpio Tigre y Buey, y salgan corriendo cuando vean un Acuario Perro o Tigre. A ustedes no los atrae el enfoque cósmico.

Tauro Cabra: el hogar y la familia

En la casa, todo depende de la pareja del Tauro Cabra. Si la unión familiar es sólida, y si la persona que constituye su centro crea un ambiente en el cual el Tauro Cabra pueda desarrollarse, este nativo logrará ser un padre dichoso y delicioso.
A los Tauro Cabras les encanta jugar, brincar y retozar por montes y valles, hacer cabriolas con sus hijos y enseñarles a apreciar las cosas buenas de la vida. Usted podrá encontrar a su Tauro Cabra en el sótano, fabricando un juguete nuevo para su bebé, o en la cocina, tratando de glacear unas tortitas decoradas cada una con la cara —perfectamente dibujada— de un miembro de la familia. Por supuesto que quizás el juguete no esté terminado antes de que el bebé tenga edad para votar y que las tortitas tal vez se hayan echado a perder antes de que él haya terminado con la minuciosa decoración. Este nativo necesita a alguien que lo haga salir del sótano, o apurarse en la cocina para presentar el postre a la hora de la cena.
Al niño de Tauro Cabra hay que alentarlo pacientemente para que recoja y ordene sus juguetes, termine sus deberes, asista a sus clases de tenis, compruebe la temperatura exterior antes de salir a la calle, en pleno invierno, vestido con sólo unos shorts y una camisa de mangas cortas. Con él, hay que ser un padre metódico y cuidadoso. Desde luego que este niño será encantador y dueño de un talento manual asombroso. Pero si no se lo alienta no llegará a ninguna parte. Hay que guiarlo con mano suave pero firme, no ayudándolo demasiado sino enseñándole a desempeñarse solo y soltando de a poco la cuerda que lo une al hogar.

Tauro Cabra y la profesión

En el mundo hay miles de madres que descartan que su hijo se convirtiera en un genio de los escenarios, y para ellas el Tauro Cabra es el ser ideal. Pero yo no me atrevería a jurar que este nativo pueda llegar más lejos que la puerta de su casa, a menos que… (y es un punto importante) los que han notado el genio de la perso nita en cuestión acepten sacrificar su ambición personal en aras del éxito del pequeño prodigio.
¿Qué consejo podemos darle a los Tauro Cabra? No pretendo saber el modo de curar la tendencia de estas personas a la indolencia sin emplear la fuerza. Nuestro consejo es: Si no tienes ganas de hacer una cosa, hazla de todos modos. Pero esto no funciona con los Tauro Cabras. ¿Y qué es lo que funciona, entonces? Quizá mucho afecto, calidez, confort, tolerancia, resistencia, aliento y una fe ciega e incondicional en él y en lo que él haga. Los Tauro Cabras deben rodearse de riqueza y aprobación, buenos consejeros y aliados con nervios de acero. No obstante, ni siquiera así las cosas les resultan muy fáciles.

Volver a Signo Tauro

 

3 ideas sobre “Tauro Cabra (I)

  1. Hola soy un perro de cancer 30 de junio del 1994 y mi pareja un tauro de cabra 10 de mayo del 1979 me gustaria saber si lo nuestro tiene futuro largo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *