Tauro Cerdo (I)

Tauro Cerdo y el Amor

En el amor, sus cualidades son el romanticismo, la ternura, la lealtad y la profundidad de sentimientos. El Tauro Cerdo es de esas personas todo-o-nada, y aspira a todo lo mejor que pueda ofrecerle la sensualidad. El ambiente en que vive refleja su gusto por la actividad amorosa; grandes cuartos con cortinas de terciopelo y luces suaves atraen a la persona amada a un nido del que le costará salir intacta.
Los Tauro Cerdos son ávidos de bienestar y belleza. Les encantan las conversaciones tiernas y preliminares, aprecian los regalos suntuosos y las recepciones elegantes. No invite a uno de estos sujetos a compartir su casa, si es una cabaña o una choza. Sienten horror por lo rústico. Ofrézcales una lujosa villa en la Riviera francesa, o un palacio en Toscana.
Además, deberá usted armarse de paciencia. Los Tauro Cerdos hacen cosas, pero deben tomarse su tiempo. Si están ocupados tocando una sonata de piano justo en el momento en que deberían vestirse para asistir a una reunión, ellos primero terminarán con la música, y después se encargarán de lo otro.
Estos sujetos son apacibles. No les gusta jugar a los caballeros cruzados, vestidos con incómodas armaduras. Jamás les ofrezca una serenata ni se haga el matador. No haría más que provocarles risa, y usted perdería la oportunidad de penetrar en ese hogar suntuoso y acogedor del que le hablé antes. Muéstrese moderado. Inteligente. Y ligeramente raro.

Compatibilidades de los Tauro Cerdo

Si usted es un Tauro Cerdo, persiga y capture a un Capricornio o Cáncer Gato, Dragón o Cabra, y obtendrá la felicidad eterna. Para una aventura, el Virgo o Piscis Cabra, muy sexy, podrá entretenerlo, pues su sensibilidad se adapta perfectamente a la suya. Pero si desea un porvenir pleno de sensualidad, búsquese un Gato o Dragón nacido bajo los signos de Cáncer, Virgo, Capricornio o Piscis; estos dos signos son capaces de una auténtica complicidad con usted. No pierda el tiempo con un Leo Serpiente o Mono. Evite a los Escorpio Tigre, Gallo y Perro. Y, pase lo que pasare, por favor no se embarque en nada con un Acuario Serpiente, Gallo o Mono.

Tauro Cerdo: el hogar y la familia

El llamado del deber resuena como una dulce música en los oídos del Toro nacido en los años del Cerdo. Los parientes son siempre bienvenidos en su hogar, las reuniones familiares suelen festejarse en el jardín de su casa, y cuando la prima Isabel se casa, por lo general es el Tauro Cerdo el que ofrece la fiesta en su casa. Estos nativos telefonean fielmente a sus ancianos padres y escuchan durante horas las historias de sus desgracias, con una sonrisa indulgente en los labios.
Los padres Tauro Cerdos suelen hacerse los mandones pero no son demasiado autoritarios. Les gusta pensar que dan libertad a sus hijos para que se desarrollen, creen, se cultiven. Como ellos mismos son personas cultas y amantes de las artes, no toleran pensar que sus hijos puedan ser reprimidos por reglas estúpidas o maestros rígidos. Serán los primeros en sacar a sus hijos de cualquier ambiente opresivo en el que los niños se sientan desdichados.
Los niños de este signo poseen un espíritu generoso y bondadoso. Comparten con gusto sus juguetes y no les molesta prestar su bicicleta. Pero insisten en que las cosas se hagan a su manera. Rara vez se encolerizan, pero cuando esto ocurre estallan en rabietas temibles. El niño Tauro Cerdo necesita un ambiente estable y seguro en el cual pueda desarrollar sus inclinaciones artísticas. Llévelo a los museos y a ver ballet, bríndele mucho afecto y no tema ser firme con él. Si se combina con verdadera preocupación y cariño, este niño tolerará bien la disciplina.

Tauro Cerdo y la profesión

Este sujeto tendrá dotes para las profesiones que exijan diligencia, fuerza, juicio artístico y espíritu de equipo. Los Tauro Cerdo no son solitarios. Les encanta la compañía y sentirse “integrados” en su lugar de trabajo.
Como colega, el Tauro Cerdo sin duda parecerá un poco exigente. Es obstinado, y cuando se le mete algo en la cabeza no es fácil hacerlo cambiar de idea. Compadezco al que quiera robarle su posición o su posibilidad de ascenso dentro de la jerarquía de la empresa. Esta persona tiene una inclinación natural a sobrepasar a los otros. Le convienen los puestos ejecutivos. Pero como también es sumamente sensible, sus talentos directivos pueden aplicarse en áreas donde esté presente lo artístico. Por ejemplo, será ideal para él el cargo de conservador de museo o decano de una universidad. Desde luego, también podrá elegir desempeñarse como industrial e inclusive político. Cualquiera que sea su ocupación, el Tauro Cerdo triunfará.

Volver a Signo Tauro

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *