Tauro Cerdo

Siempre encontrará a un Tauro Cerdo en la alta sociedad

Los Tauro nacidos en los años del Cerdo, aunque rústicos en ciertos aspectos, se sienten atraídos por los escalones superiores de la sociedad. La riqueza en todas sus formas embellecerá el aura de opulencia que rodea al Tauro Cerdo. Disfruta del dinero y del estatus y, francamente, no acepta jamás menos de lo que él considera que merece (muchísimo). Este sujeto es también bastante autoritario. Necesita ser el que manda. Es capaz de cooperar, pero sólo si las cosas se están haciendo a su modo.

El Tauro Cerdo quizá no tenga una infancia idílica o una adolescencia armoniosa. Pero al volverse adulto emprenderá la búsqueda de esa armonía perdida, pondrá orden y concordia en su vida antes tumultuosa. Con cuidado, reflexión y método, el Tauro Cerdo elige a las personas con las que pasará la vida, no ahorrará ni esfuerzos ni dinero para protegerlas y brindarles un ambiente confortable y lujoso, y luego las amará posesiva, ardiente y sólidamente.

Estos nativos suelen ser gráciles y elegantes, pese a la imagen pesada y tosca que suelen evocar las palabras Toro y Cerdo. Son sólidos y rudos, pero rara vez severos o groseros, crueles o injustos. Gustan sinceramente de sus hermanos humanos y casi nunca se muestran huraños.

Como el Tauro Cerdo es esencialmente puro, siempre dispuesto a escuchar a los demás y ayudarlos, es lógico que a veces sea también una persona sumamente influenciable. Es decir que, cuando el Tauro Cerdo cree en alguien y decide seguirlo hasta el final, su fe y su lealtad hacia esa persona serán inquebrantables. Pero si por desgracia ése individuo es un malvado y conduce al Tauro Cerdo hacia la corrupción de la intriga y el crimen, muy dura será la caída moral y emocional de nuestro héroe.

Estos sujetos son poderosos. E impenetrables. Les encanta la compañía de los demás y siempre son los primeros en ir a hacer las compras y cocinar para preparar deliciosas cenas que todo el mundo disfruta y recuerda. Pero cuando trabajan o simplemente reflexionan, hace falta una topadora para penetraren su intensa concentración. Su capacidad de perseverar solos, cumpliendo cada día con una inmensa montaña de trabajo, permite al Tauro Cerdo pagar su pasaje al éxito. La victoria bendice a todo lo que emprende este nativo.

Sigue leyendo >>>

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *