Tauro Dragón (I)

Tauro Dragón y el Amor

Naturalmente, este Toro nacido en un año del Dragón es de lo más sentimental. Pese a sus aires agresivos y belicosos, si uno escarba la superficie encuentra una sustancia bastante parecida al plumón de cisne… y en cantidad. En el amor, los Tauro Dragón son serios. Admiran y adulan a su pareja. Cuando al fin han encontrado a la persona a la que amarán durante un largo, largo tiempo, estos nativos son capaces de permanecer fieles hasta el fin de sus días.
El Tauro Dragón se interesa en el amor. Pero se interesa aún más en su progreso personal. Dicho de otro modo, los Tauro Dragón rara vez tienen aventuras extraconyugales ardientes y tempestuosas. En cambio, son extremadamente celosos y tienen una exagerada necesidad de la atención de su pareja.

Compatibilidades de los Tauro Dragón

El fascinante problema que presentan los Dragones es que se entienden bien con muchísimos signos. Y el vigoroso Dragón de Tauro no es una excepción a la regla. Encontrará posibles parejas entre los sujetos de Cáncer, Virgo o Capricornio, Ratas y Monos. El elegante Virgo Serpiente lo atrapará de por vida. No tendrá ningún problema viviendo con los Piscis Gallo, Rata o Mono. Pe ro si yo fuera usted, me despediría de todos los Leo y Escorpio Buey y Perro. En lo que concierne a los Acuario Bueyes y Perros, no confunda amor con amistad.

Tauro Dragón: el hogar y la familia

Pese a su inclinación hacia los viajes y la aventura, el Tauro Dragón suele ser un padre excelente. Su familia le preocupa mucho y desea que lo amen, lo honren y le obedezcan. Por su lado, él no permitirá que les falte nada y colmará a su prole de gratificaciones.
Recuerde que una parte de esta persona es Dragón, y el Dragón es el más afectivo —aunque secretamente— de los signos chi nos. Lo emocional conmueve profundamente a este nativo, que siempre se ocupará personalmente de cualquier cosa que hagan sus hijos. Si el niñito tiene buenas notas en la escuela, le palmeará la cabecita con satisfacción, pensando: “Mi hijo es un genio” (enfatizan do la palabra mi). Por el contrario, si el chico es un delincuente juvenil, el padre Tauro Dragón lo tomará muy mal, se sentirá personalmente responsable y lo castigará.
El hijo Tauro Dragón será turbulento y su necesidad de atención podrá chocar a un padre desprevenido. Deberá dirigírselo des de muy temprana edad hacia actividades que canalicen su energía. Habrá que alentarlo a que adopte un comportamiento positivo. Muchas veces, los padres de estos hijos se cansarán de tener que aplaudir tanto. Un Dragón nacido bajo el signo de Tauro está muy dotado para las artes del espectáculo y desde muy corta edad se permitirán ciertas excentricidades. A este niño hay que permitirle que siga sus instintos. Si uno se lo impide, los seguirá de todos modos. Y, haga lo que hiciere, triunfará.

Tauro Dragón y la profesión

Cómo llegan al triunfo, ya es otra historia. Los Dragón Tauro son capaces de sentir enormes insatisfacciones. Con cada nuevo escalón que ascienden fácilmente, les llega un nuevo motivo de descontento: el pasto siempre es más verde del otro lado de la colina. O el sol brilla en su ventana a la hora del día equivocada. O quizá ganan muy poco para las exigentes condiciones del traba jo que desempeñan. Los Tauro Dragón no son nada perezosos, ni un poquito. Pero puede que miren retrospectivamente su carrera profesional y vean que han cometido muchos errores graves. Entonces lo lamentan lodo. Y se toman malhumorados, inquietos. En las situaciones laborales, es muy difícil que alguien se lleve realmente bien con un Tauro Dragón. Pero lo sobrellevarán, lo admirarán y lo reverenciarán. Es la única manera que a ellos les gusta.

Volver a Signo Tauro

 

2 ideas sobre “Tauro Dragón (I)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *