Tauro Gato

Los Tauro Gato son vulnerables y enamorados de la seguridad

Ésta es una combinación difícil. El Toro nacido en un año del Gato tiene necesidad de seguridad, pruebas, afirmaciones y garantías en todos los aspectos de su vida. No puede funcionar correctamente si el alquiler no está pago y si todos los hijos no tienen zapatos nuevos.

El Tauro Gato no es bohemio, por más esfuerzos de imaginación que uno haga para pretenderlo.
Hablando de imaginación, no olvidemos que el Tauro Gato viene de nacimiento con una gran porción de ella. Estos nativos son, ante todo, creadores, inventores, innovadores y pensadores originales en los dominios del arte y la creación. Buscan el éxito por medio de la imaginación y la inspiración. Y, con frecuencia, lo obtienen.

Los Tauro Gatos son hogareños. Una vez encendido el fuego en la chimenea y acomodados sus pies al calor, cuesta un trabajo increíble arrancarlos de allí para salir al cine o ir a tomar algo a unos cuantos kilómetros.

Las dificultades de las que hablaba al principio se presentan generalmente en la vida de un Tauro Gato cuando alcanza algunas de sus nobles metas. Usted comprende, el éxito es como cualquier otra cosa que, a primera vista, parece no tener más que ventajas. Cuando oímos la palabra éxito, enseguida pensamos: “¡Ah, el confort! ¡Ah, el dinero! ¡Ah, la fama!”. Y es cierto. Sin embargo, todo tiene su otra cara, y lo mismo ocurre con el éxito . Cuando uno ha “llegado”, su vida ya no le pertenece por completo. Si usted es cantante y logra que sus discos se vendan de a miles y le dejen una fortuna en ganancias, ¡el recaudador de impuestos irá a golpearle la puerta de su casa cada tres meses! Y sus admiradores le escribirán pidiéndole un mechón de pelo o sus dientes de leche… y cosas por el estilo.

Los Tauro Gatos aborrecen las multitudes. Aprecian la compañía de algunos amigos íntimos para cenar, pero en verdad no aman que una turba se apretuje alrededor de su bañera mientras ellos se enjabonan. Y como por lo general son artistas que buscan el éxito que les da el público, esto les crea un mar de problemas.

Esto es lo que ha ocurrido más de una vez al Tauro Gato: una vez coronado por un éxito deslumbrante, cuando ha triunfado, cuando ha probado los frutos de la fama y la celebridad, se hunde por propia voluntad en la oscuridad y vuelve satisfecho a su sillón junto al fuego, en el que permanece por el resto de sus días. No es del tipo de los que “vuelven”. Ya conoce la gloria; ha visto y ha conquistado. Con eso es suficiente, gracias.

El Tauro Gato es vulnerable. Le resulta difícil soportar el mundo corrupto en el que vivimos. Para vivir su vida, no necesita planes complicados ni estrategias secretas. Los tramposos y los sinvergüenzas alteran sus nervios delicados y le dan la impresión de que el mundo es un sitio muy peligroso y sin esperanzas. Quizá decida enterrarse para siempre en un remoto lugar del campo, si es que eso lo libra definitivamente de codearse con la gente de baja ralea. El Tauro Gato es un signo de paz y amor.

Sigue leyendo >>>

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *