Virgo Mono

El Virgo Mono tiene porte de príncipe

Las mujeres de este signo son de una elegancia deslumbrante y hasta irradian un aura de superioridad sólo comparable a la de la madrastra de Blanca Nieves. Sin embargo, los Virgo Monos jamás llevarán una vida fácil. Desde su infancia y en todos los aspectos de la vida, deben esquivar obstáculos para poder disfrutar de al menos cierta medida de éxito.
Los Virgo tienden a rodearse de “gente importante”. Esta clase de esnobismo les proporciona una sensación de seguridad. Por el contrario, los Monos rara vez se preocupan de superficialidades, salvo si les rinden una utilidad práctica. Si el mono extrae algún beneficio mencionando el nombre de un amigo famoso o asistiendo a un cóctel aburrido, lo hará gustoso. Pero, en general, a los Monos no les importa en absoluto codearse con la “crema”.
Esta disparidad de carácter del Virgo Mono le causa debates interiores sin fin. Por un lado, el Virgo querría conversar con el embajador. Pero el Mono tiene hambre; prefiere ir a comer algo y librarse del fastidioso bla-bla del embajador. “¿Qué me importa ese imbécil?”, dice el Mono.
De estas características emerge una personalidad nerviosa y fascinada por el poder. El Virgo Mono desea controlar su vida y la de los otros. Pero muchas veces las circunstancias lo obligan a renunciar a este poder antes de llegar a tener la oportunidad de ejercerlo. Y esto lo decepciona profundamente. Y lo incita a compadecerse de sí mismo y lamentarse. “Si todo el mundo me abandona, iré a mi torre y consultaré mi espejo mágico”, gime el Virgo Mono. “Al menos él me ama.”
Estos nativos poseen la capacidad de juzgar con muy buen sentido lo que les conviene a los demás y no vacilan en meterse en los asuntos ajenos para dar a conocer sus pareceres. Saben evaluar con precisión las dificultades de los otros. Son caritativos y les gusta ayudar a los seres menos afortunados. Son generosos y colmarán de dinero a quienes lo necesiten. El problema es que el Virgo Mono se hará retribuir con cumplidos, alabanzas e incluso adulación. Yo diría que este individuo es egoístamente altruista.
El componente básico del temperamento de este nativo es su autoridad seca y nerviosa. Es atesorador y ávido a la vez de bienes materiales y de compañía. Su necesidad de poseer es una defensa contra su inseguridad. Los Virgo Monos son meticulosos y trabajadores hasta el agotamiento. Son lúcidos y capaces de una profunda comprensión. Son hospitalarios. Pero tienen una desesperada necesidad de dominar, y nada les impedirá lograrlo.
El Virgo posee inteligencia; el Mono, astucia. Virgo es reservado; el Mono, alegre y extravertido. Este individuo jamás sabe cuál de sus cualidades debe aplicar en una situación dada.

Sigue leyendo >>>

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *