Virgo Perro

En el Virgo Perro se combinan la gentileza y las dentelladas

Por cascarrabias que pueda parecer a veces, una lucecita de dulzura brilla constantemente en el fondo de sus ojos. Los Virgo Perros suelen tratar de disimular su vulnerabilidad bajo una capa de complejidad y mundanidad. Pero tras ese barniz superficial son tan sensibles y blandos como el más suave plumón.
Estos nativos son confiables. Creen en la virtud y en las buenas obras. No hacen nada impensadamente y dejan muy pocas cosas libradas al azar. Siempre podremos llamar a un Virgo Perro para que nos ayude. Siempre podremos pedirle algún dinero prestado. Pregúntele a cualquiera que tenga un amigo de este signo y corroborará lo que le digo. Quizás estos sujetos no se muestren siempre sonrientes, pero son invariablemente serviciales, dispuestos a dar una mano y muy conscientes con respecto a sus responsabilidades, las cuales se toman muy en serio.
Este nativo es calculador y capaz de amasar una fortuna mediante el trabajo arduo y un juicioso empleo del ahínco. Es una persona minuciosa y hasta un poco maníaca. Pero no importa. Ya se sabe que en la vida no se puede confiar en todo el mundo, y si uno lo hace, ya se sabe cuáles son las consecuencias, ¿no? Los Virgo Perros huelen el peligro de lejos y viven constantemente en guardia contra el mal. Los proyectos fraudulentos o extravagantes no los atraen. Controlan cada centavo de sus gastos, pero también saben ser muy generosos. Se ocupan de sus seres queridos… y de unas cuantas personas más.
Los Perros nacidos bajo el signo de Virgo nos son solitarios. Procuran la compañía de aquellos a los que estiman y quieren. Les gusta sentirse el centro de un grupo cálido de personas «buenas» y se esforzarán por demostrar su propia lealtad y probar la de los otros.
Hagan lo que hicieren, podremos estar seguros de que será de buena fe, aunque tendremos que permanecer alertas a sus tentativas, demasiado ingenuas, de rectificar males e injusticias demasiado malos e injustos para poder ser rectificados.
Por lo general, el Virgo Perro es conservador. Como es partidario del trabajo arduo y sabe enterrar sus huesos en los jardines propicios, no ve por qué la vida o la sociedad tendrían que hacerse cargo de aquellos que no se esfuerzan. Su generosidad no se extiende a los ociosos y los perezosos.
La inquietud propia del Perro, aliada a la meticulosidad analítica de Virgo, da como resultado un sujeto que se angustia con frecuencia. Este nativo desmenuzará a fondo todas las situaciones y se hará mala sangre por los detalles más pequeños (y a veces insignificantes). Este comportamiento lo lleva a una suerte de parálisis que le toma imposible todo progreso. Es en esos momentos cuando necesita que sus amigos le propongan soluciones concretas que lo arranquen de esa inmovilidad engendrada por el temor. El Virgo Perro es dócil a los consejos y escucha a aquellos que considera más sabios que él.
La mayor desventaja de este nativo es su incapacidad para negar su ayuda a las personas menos afortunadas y más débiles que él. Es excesivamente honorable y a veces se deja engañar por personas abusadoras o inescrupulosas. En estos casos, cuando se da cuenta se siente profundamente herido y puede adquirir un aire de perro apaleado del que le costará mucho desprenderse. Los engaños lo enfurecen. Cuidado con sus reacciones. Recién sabemos qué es la ira ciega cuando vemos a un Virgo Perro furioso en acción. Pierde el control por completo.

Sigue leyendo >>>

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *