Cáncer con Cáncer

La inseguridad y los afanes posesivos que caracterizan a los Cancer harán que la relación sea turbulenta.

Demasiado cautos, ninguno de los dos se atreverá a exponer claramente sus sentimientos y vivirá buscando pruebas de amor a cada instante.

Los cuidados excesivos que se prodigarán el uno al otro podrán terminar asfixiándolos si no son capaces contener sus actitudes absorbentes.

La falta de peleas no será el indicador de una perfecta armonía, sino de un gran rechazo por los enfrentamientos.

Además, los cambios de humor de cada uno impedirán una convivencia armónica por un tiempo más o menos prolongado.

Para perdurar, la pareja de dos Cancer deberá sobreponerse a su naturaleza posesiva y renunciar al control total del otro.

Del mismo modo, deberá establecer un contacto con el mundo que le permita enriquecer su propio universo, a veces demasiado cerrado.

Si logran esta apertura hacia el exterior, las posibilidades de éxito de la unión se incrementarán sensiblemente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *