Acuario Gato

El Acuario Gato es un intelectual puro, ciento por ciento

El Acuario Gato acumula conocimientos sólo por placer. Es curioso de todo y sin discriminación alguna. Estudia a casi todas las personas que conoce. No le importa que estas sean edificantes o no: quiere conocerlo todo, hasta los detalles más sórdidos. Lo fascina el conocimiento, los hechos, la información, el saber, la erudición… y la experiencia. Pasa la vida saltando de libro en libro, de museo en museo, de disciplina en disciplina. Saber más es lo que complace a los Gatos nacidos bajo el signo de Acuario.
No son particularmente competitivos en su búsqueda del saber. El Acuario Gato muestra necesidad de aprender simplemente por el placer de acumular datos. Sin embargo, posee una faz suficiente que debería eliminar por entero. Está muy bien conocer montones de cosas interesantes, citar frases y hasta recitar escenas enteras de Shakespeare. Pero la erudición (y en particular la de los otros) puede resultar de lo más fastidiosa. El Acuario Gato es propenso a la pedantería. Cuando hace gala de su ciencia puede tornarse completamente irritante.
Más le valdría aplicar sus conocimientos a la vida práctica. El empleo concreto de toda esta ciencia debería ser su objetivo. Pero es justamente aquí cuando las cosas se le tornan difíciles; este nativo no llega nunca a decidir qué es lo que más desea en la vida. Se encuentra perpetuamente a la búsqueda de las maneras más apropiadas de canalizar sus inmensos bancos de datos. Al Acuario Gato le cuesta mucho elegir. Puede hacer casi todo lo que desea, de modo que nunca sabe qué es lo que quiere.
Este nativo se maneja mucho mediante intuiciones. Posee una visión muy especializada y sutil de los demás. Su penetración le permite reparar en un defecto o una necesidad específica en alguna persona. Este don es, quizás, el subproducto de su manía de estudiar a todos los que conoce. Pero hay aquí algo que linda con lo sobrenatural. Es como si el Acuario Gato adivinara las cosas antes de saberlas verdaderamente.
Lo que asombra de los Acuario Gatos es su naturaleza aparentemente despreocupada. Estos nativos dan la impresión de estar totalmente desprovistos de complejos o lamentos. Viajan mucho y establecen contactos con una facilidad desconcertante. Tienen amigos al por mayor. Pero en realidad son bastante conservadores y se preocupan por el efecto que causan en los otros. Este sujeto posee un espíritu mucho menos libre de lo que uno tiende a creer.
Para ser Gato, este nativo es aventurero. Hace cosas de las que un Gato normal no querría ni siquiera oír hablar. Adopta pasatiempos extraños, como la prestidigitación o el flamenco. No es que corteje al peligro, no. Sino que el misterio lo fascina fácilmente. Si se trata de algo insólito, lo probará al menos una vez.
La cualidad más sorprendente de este sujeto es su deseo de emprender proyectos de gran envergadura. El Acuario Gato no se imagina jamás en un empleo subalterno y rutinario, matando el tiempo mientras espera la jubilación. No. Los Acuario Gatos se ven como grandes experimentadores que superan los obstáculos. Estos nativos han nacido para elevarse por encima de la mayoría. Ni siquiera se toman el trabajo de detestar la mediocridad: no saben de qué se trata. Sólo ven grandes panoramas cósmicos y dejan las pequeñeces de la vida a aquellos que tienen aspiraciones menos nobles.

Sigue leyendo >>>

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *