Aries Cerdo

Aries combinado con el Cerdo promete un halo de confort e iniciativa

Los nativos de este signo no siempre tendrán una vida fácil, pero sus familias, amigos y colegas se beneficiarán con su amistad, la más extraordinaria que existe. Los Aries Cerdos son la personificación de la amabilidad. Llevan al cine a montones de niños ruidosos, les compran helados a todos y les permiten que se manchen la ropa con ellos. Colaboran en todas las tareas y trabajos posibles (inclusive la limpieza de la casa) y nunca parecen cansarse.
Estos individuos son tan populares que a veces los eligen jefes de la clase o capitanes del equipo de deportes antes de que tengan la edad suficiente para saber leer los reglamentos. Todo el mundo confía en los Aries Cerdos. Y con razón. Sus capacidades, su sentido de la organización y la alegría que sienten cuando pueden complacer o divertir a los demás los convierten en seres sumamente sensibles y altruistas.
Isabel, era una Aries Cerdo. Murió prematuramente no hace mucho tiempo, a los cuarenta y un años. Era extraordinariamente habilidosa. Pintaba unos cuadros maravillosos, decoraba su casa con gusto impecable, cubría a sus amigos de atenciones de toda clase, desde lindísimas fiestas de cumpleaños hasta delicados regalos de conservas y confituras caseras. Isabel era una madre fabulosa y una esposa paciente, afectuosa, comprensiva. Todos la echamos mucho de menos.
Se podría escribir todo un libro sobre la evolución de la vida de Isabel, que comenzó siendo una simple ama de casa y llegó a convertirse en una famosa pintora abstracta, presidenta de la sociedad de bellas artes de la ciudad y conservadora de colecciones de pinturas y esculturas dignas de reyes. Isabel era brillante tanto en el arte como en la administración, lo cual es un talento absolutamente propio de los Aries Cerdo. Talento que estos nativos aplican con alegría y optimismo.
La gente ama a los Aries Cerdos. Nunca siente celos de ellos. Nunca desea quitarles su trabajo. Nunca siente verdaderos deseos de robarles la esposa o el esposo. La gente sólo desea que los Aries Cerdos la quieran, la noten, le digan «¡hola!» y desparramen sobre ella un poco de la radiante luz de su signo.
Carisma no es la palabra exacta para definir el encanto de los Aries Cerdos. Estos nativos tienen algo que es más que fascinación o simpatía. ¡Los Aries Cerdos son mágicos! Nacen con esa magia, y mueren con ella.
Hasta las mejores personas tienen algún defecto. Los Aries Cerdos tienen uno bastante importante: cuando sufren un gran fracaso o son víctimas de alguna intriga egoísta, se dejan llevar por la cólera. Una cólera que trasciende la ira y la furia, una especie de estado rabioso ciego, sordo y humeante que podrá causar su perdición. ¡Atención, Aries Cerdos! Cuando sientan que crece en ustedes esa obstinada cólera y comienza a apoderarse de su cuerpo y su alma, váyanse. Empredan un viaje. Salgan a caminar. Tomen un sedante. Si no se cuidan, morirán de rabia.

Sigue leyendo >>>

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *