Capricornio Rata

Tanto Capricornio como la Rata desean triunfar

La Rata busca el poder. Capricornio quiere tener autoridad sobre los otros. Juntos irán muy lejos, la Rata codiciosa y la solitaria cabra montañesa que es Capricornio… y muchas veces lo harán en detrimento de cualquier otra cosa de su vida, desde la reputación de la familia hasta la salud. El Capricornio nacido en un año de la Rata —como el Tigre, aunque peor— vive permanentemente en medio del peligro.
Como dice una canción, todos aman a su amor. Y es cierto, en parte. El amor es una enfermedad contagiosa. Sin embargo, nadie ama al individuo hambriento de poder. El poder no incita a la comunicación serena. El que dice poder dice también “aplastarse en la subida de la cima”. El poder implica codicia y avidez. Pues bien, las Ratas nacidas bajo el signo de Capricornio viven para adquirir poder. Desean dominar a sus pares y quieren ser los mejores en lo suyo, se trate de lo que se tratare. Llevan el espíritu de competencia hasta la locura.
No hay ningún signo malo, no lo olvidemos. Pero los Capricornio Ratas son potencialmente malos. Son resbaladizos y dignos a la vez, dan la impresión de una dignidad absoluta. Llegan inclusive a seducir, con su actitud “más clara que el agua” y perfectamente falsa.
Sus discursos son claros y fáciles de seguir. Estos sujetos inspiran confianza. Hasta creen, estoy segura, que sus proyectos más interesados tienden al bien de todos y están inspirados en el amor a la humanidad.
Ni para el nativo ni para quienes lo rodean resulta fácil la convivencia con este signo. El éxito de este ser complejo e imponente depende por entero del modo en que haya asimilado, o no, las lecciones de moral recibidas en su infancia. Si ha superado el estadio “dame más” es, generalmente, debido a que en su niñez lo ha guiado una mano firme y afectuosa.
Por supuesto, la mayor parte de los Capricornio Ratas ha superado esa primera etapa de codicia primitiva y ocupa cargos importantes en su especialidad. Son personas minuciosas y eficientes. Simpáticas e industriosas. Prudentes y conservadoras. Y sin embargo generosas y discretamente cariñosas. Estos nativos están muy especialmente dotados en todos aquellos campos en los que se necesite una inmensa aplicación en la destreza del arte. No retroceden ante nada, no temen a nadie y, a menudo, pese a sus fuertes choques contra el piso, saben cómo levantarse y volver a la carga perfumados de rosas.
Su cabeza hierve de ideas, proyectos y planes ambiciosos. Los Capricornio Ratas no temen jamás que alguien más inescrupuloso que ellos (sí, existen) les robe una idea o le copie un invento. ¡Tienen tanta conciencia de su superioridad! Distribuyen sus creaciones geniales como si fueran besos en una quermés de caridad. “Acérquense, señoras y señores, sírvanse de mis brillantes obras”, dice este nativo. “Todavía tengo muchas más en la cabeza.” Además, como no desdeñan robar si se presenta la ocasión, los Sagitario Ratas comprenden que pueda ocurrírseles a otros.
Tener una idea es una cosa. Realizarla es otra. Una de las grandes fuerzas de un Capricornio nacido en un año de la Rata es su capacidad de llevar sus ideas a buen término. Capricornio es un alma concreta. El Capricornio Rata, también. Posee el don de aplicar conceptos abstractos a las situaciones de la vida real. Pero no lo contrario. Estos nativos quedan bastante desarmados ante las situaciones sentimentales o subjetivas. En el plano de los sentimientos se sienten acorralados, atados por su rigidez y su tiesura características. Y es precisamente este enfoque estático o inflexible lo que acabará por causarles la ruina. Necesitan consejeros flexibles y escrupulosos que les impidan caer en la cárcel.

Sigue leyendo >>>

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *