Virgo Rata

La persona nacida bajo estos dos signos fuertes tendrá un carácter analítico y vigoroso

Aunque no posee el impulso devastador de otros signos poderosos, el Virgo Rata realiza sus tareas con destreza, orden y empeño. La inteligencia metódica de Virgo tempera la agresividad de la Rata. Los Virgo Ratas no son ni impetuosos ni locos… salvo en el amor.
Lo que eleva a estos nativos por encima del «vulgo» es su total indiferencia a las presiones exteriores. Hacen lo que es necesario en el momento que ellos consideran propicio, y no toleran que ni sus asociados ni sus adversarios los presionen o acorralen. «Esperen —dirá el Virgo Rata en una reunión importante, levantando una mano—. Déjenme reflexionar.» Y por supuesto que reflexionará… todo el tiempo que le haga falta para extraer del fondo de su cerebro la información que necesita. Este sujeto trabaja mejor solo y no precisa aprobación ni aplausos para avanzar.
Como los Virgo Rata actúan tan resueltamente dentro de su esfera de influencia, a veces se les torna difícil escuchar o seguir opiniones y consejos de otros. Parecen absorber perfectamente las informaciones en el momento en que se las comunican, pero después ¡sorpresa!: no han asimilado las palabras tal como se emitieron, sino que han ingresado algunas de ellas en el banco de datos de su mundo interior propio, registradas en su lenguaje personal de meticulosa exactitud.
Desde luego, esta moneda tiene su reverso. La gente excesivamente verbosa e impulsiva puede extraer grandes beneficios de la asistencia de un Virgo Rata. El proceso de pensamiento, juicioso y sinuoso, del Virgo nacido en un año de la Rata puede separar los hechos de los sentimientos en pocos segundos. Vaya a llorar sobre el hombro de un buen amigo Virgo Rata y observe su estilo. «Siéntate. Cálmate. Aclara tus pensamientos. ¿Qué te ha pasado?», le dirá. Y antes de que usted tenga tiempo de sacar el pañuelo para enjugarse las lágrimas, él ya estará marcando el número de la persona que le ha causado semejante desgracia. Él no necesita demasiadas palabras ni detalles escabrosos; de un solo vistazo desentraña toda la situación y va directo al corazón del problema.
A estos nativos, la idea de rescatar gente sumida en la desgracia les resulta tan tentadora y fácil que se arrojan al salvataje sin pensarlo dos veces. Ciertos Virgo Ratas dan la impresión de prosperar a partir de las molestias que les causan los demás. Ellos se casan con los problemas, incuban más problemas y se enamoran de los problemas causados por los problemas. El Virgo Rata atrae los desastres. Pero él continúa avanzando, tranquilo, llegando en hora a su oficina, telefoneando al psiquiatra para pedirle hora para su yerno, llamando a los bomberos para enterarse de la última hazaña de su primo incendiario, escribiendo una carta a la policía para comunicar el pequeño accidente sufrido por su cónyuge, etcétera. Uno podría pensar que la complejidad de la vida de los otros termina por hartar y hacer estallar al Virgo Rata. Pero a este nativo le parece de lo más normal que su cuñada, de cincuenta y cinco años, que acaba dé pelearse con el marido lo llame a él para que le solucione el problema. Y allá va.
Tanto los Virgo como las Ratas se toman muy en serio la amistad y las relaciones familiares. Si se siente desdeñado o abandonado por alguna persona a la que él ama o aprecia, el Virgo Rata se quedará perplejo, confundido, pues, como benefactor que es, no logra entender cómo alguien a quien él ha ayudado puede pagarle con la ingratitud o el olvido. Y esto lo hiere profundamente.

Sigue leyendo >>>

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *