Géminis Caballo (I)

Géminis Caballo y el Amor

La palabra capricho acude enseguida a la mente. Podría decirse que el Caballo no es constante en amor; también se dice que necesita de los cambios para experimentar las emociones fuertes que le hacen falta para vivir. Sin embargo, y desdeñando las apariencias, si uno se toma el trabajo de profundizar un poco, percibirá que este sujeto aparentemente superficial busca un ideal en el cual creer desesperadamente. Él quisiera que los demás fueran más amables, más generosos, más comprensivos. El Géminis Caballo es incapaz de tolerar el cinismo en la gente. El Géminis Caballo busca a la mujer o el hombre «ideal» que no tenga ningún defecto y lo sirva con devoción a través de los años.
Si usted ama a un Géminis Caballo, deberá aprender a amar también su aspecto hombre-orquesta. Tendrá que aprender a mostrarse gentil y comprensivo aun cuando le resulte imposible. Deberá consagrarse a su Géminis Caballo y a su causa. Y deberá amar su comportamiento teatral. Las escenas. Las crisis. Las iras.
Este Caballo es muy «leche hervida», pero sus cóleras no duran. ¿Remedio? La apatía. Ignórelo algunos segundos y se calmará.

Compatibilidades de los Géminis Caballo

Los Leo y los Acuario Perro y Tigre complacen su vanidad. Pero también podrá entenderse con un Aries Cabra o Aries Tigre, y vivir con un sujeto creativo de Libra Cabra. No frecuente a los Virgo o los Escorpio Bueyes, y no ate su destino al de un fogoso Sagitario Buey; usted quiere ser la estrella, y ellos detestan la competencia. Los Virgo, Piscis y Sagitario Rata quedan igualmente fuera de consideración, así como los Piscis Cerdo, amantes de la opulencia.

Géminis Caballo: el hogar y la familia

El hogar es muy importante para un Caballo, aunque sólo sea para poder marcharse de él. Este nativo es de los que se van dando un portazo. Razón por la cual el hogar del Géminis Caballo debe ser sólido como una roca. Después de cada partida, él debe poder volver a un hogar confortable, limpio, ordenado, bien conservado, donde pueda cobijarse en la falda de uno para quejarse de la «tristeza» del mundo.
Este individuo gustará de los colores vivos pero, pese a algunas exageraciones en este aspecto, optará por una decoración bastante tradicional. Es decir: no vivirá en un rascacielos sino más bien en una casa que decorará con colores alegres, tipo amarillo yema o verde manzana.
Este sujeto es un padre casi demasiado consciente. A este nativo básicamente egocéntrico le resulta sumamente estresante y agotador invertir su tiempo y sus energías en los demás, pero siempre querrá hacer «lo correcto» por y para sus hijos, y no pour la galerie. Si existe un vínculo afectivo capaz de suscitar la abnegación en este individuo egoísta, es justamente el vínculo padre-hijo. Uno quedará maravillado de la devoción de los Géminis Caballos hacia su familia. Aunque de los hijos a los padres no ocurre lo mismo; es diferente. Lo que ama el padre de este signo es pensar que su hijo es su propia creación.
Los niños de Géminis Caballo tienen cierta tendencia a la vanidad. Se los acusará de hacer payasadas en la escuela, y muchas veces se afirmará de ellos que son los que causan los problemas en el recreo. Es cierto que estos niños necesitarán muy pronto que se los discipline y se les inculque la perseverancia, pues les resulta muy difícil realizar alguna tarea que no los apasione con locura. Preferirían estar jugando en la calle.

Géminis Caballo y la profesión

El Géminis Caballo tiene propensión a dispersarse. Si no se halla totalmente consagrado a un proyecto llamativo o una misión personal, revolotea de un lado al otro y languidece. Su centro es él mismo. Pero su motor son los otros. De este conflicto surge una personalidad capaz de inmensos «relámpagos» de energía durante breves períodos. Motivado por su sentido de lo «otro», el Géminis Caballo trepará todas las montañas al mejor estilo campeón. Pero de pronto su mente se estanca en sus propios problemas y entonces se detiene, se sienta y se empaca como una muía.
En su empleo, demostrará su habilidad para acometer varios proyectos a la vez, razón por la cual será muy apreciado. Es preferible que trabaje con gente a quien respete profundamente y que sepa mantenerlo a raya. Como jefe es excelente, pero necesita un secretario o asistente que se ocupe de las rutinas cotidianas. El teatro, el circo, la danza, el cine, todos los trabajos relacionados con el espectáculo son los que más convienen a este nativo. Podrá ser desde coreógrafo a escenógrafo, desde apuntador a utilero; mientras se trate del espectáculo, el Géminis Caballo estará de lo más feliz.

Volver a Signo Géminis

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *